Tabla De Ppm Del Agua?

16.06.2023 0 Comments

Tabla De Ppm Del Agua

¿Cuál es el ppm normal en el agua?

Algunos datos interesantes: –

Las aguas minerales normales suelen tener entre 50 y 400 ppm Las aguas minerales de baja mineralización o lo que es lo mismo, de mineralización débil tienen un residuo seco por debajo de los 50 mg/l = 50 ppm El agua mineral más pura de Europa que procede de los Alpes italianos tiene 14 mg/l de residuo seco = 14 ppm El agua de la ciudad de Vigo oscila entre 10 ppm y 25 ppm. El agua más pura que he medido personalmente procede de un manantial natural situado en el término municipal de Ponteareas (Pontevedra) que suministra agua a una pequeña comunidad de vecinos y tiene 7 ppm. El agua de Barcelona la última vez que la medí tenía 295 ppm El agua de Madrid la última vez que la medí tenía 55 ppm El agua de Málaga la última vez que la medí tenía 245 ppm La Organización Mundial de la salud recomienda que el agua de consumo humano sea menor a 500 ppm. La Unión Europea recomienda que el agua de consumo humano sea menor a 300 ppm. El agua de mar del Atlántico tiene 37 gramos de sal por litro = 37 gr/l = 37.000 mg/l = 37.000 ppm El agua de mar del Mediterráneo tiene 39 gramos por litro de sal = 39 gr/l = 39.000 mg/l = 39.000 ppm

¿Cuántos ppm son aceptables?

Conoce por qué somos tu mejor opción – Haz una prueba de calidad de agua con ayuda de los medidores de solidos disueltos, PH y bacterias. PWT es el único distribuidor en México de los productos Safe Home, líder mundial en pruebas rápidas de calidad del agua. A continuación, te mostramos los distintos rangos de pureza de agua con los que cuentan los principales estados del país.

Estado Sólidos disueltos promedio en partes por millón
Cd. de México 283
Nuevo León 296
Tamaulipas 636
Quintana Roo 692
Querétaro 484
Coahuila 479
Baja California 638
Yucatán 638
Jalisco 316
Chihuahua 390

La medición de Sólidos Disueltos Totales (TDS) en muestra de agua, expresada en partes por millón (o miligramos por litro mg/lt) es solo un indicador sobre la calidad del agua”. Para un análisis completo se tiene que elaborar un Análisis Fisicoquímico y Microbiológico por un laboratorio acreditado por COFEPRIS y/o EMA. Normas que aplican en México: NOM-127, NOM-201, NOM-244. Norma en USA: NPDWR.

¿Qué medidas debe tener el agua potable?

Artículos Control de calidad en aguas para consumo humano en la región occidental de Costa Rica Quality control of water for human consumption in the region of the West in Costa Rica 1 1 Máster en Sistemas Modernos de Manufactura y Bachiller en Laboratorista Químico.

  • Profesor Universidad de Costa Rica, Recinto Grecia.
  • Correo electrónico: [email protected] Resumen En esta investigación se evaluaron diferentes parámetros de calidad del agua para consumo humano, tales como conductividad eléctrica, densidad, pH, dureza total, dureza cálcica, alcalinidad total, cloruros, magnesio y calcio por absorción atómica, en muestras de agua potable de la región de Occidente del país, incluyendo Grecia, Naranjo, San Ramón, Poás, Zarcero, San Carlos y Esparza.

El objetivo fue comparar los resultados obtenidos para los parámetros de calidad evaluados entre las muestras analizadas. El estudio arrojó resultados muy favorables, ya que las muestras cumplen con la regulación vigente en el país en cuanto a parámetros de calidad del agua.

No obstante, cabe destacar que en los casos de la prueba de alcalinidad total de las muestras de las zonas de San Ramón y San Carlos, los resultados sobrepasan lo recomendado por los parámetros de calidad. Este no es un criterio contemplado en el reglamento vigente en el país, pero se espera que la irregularidad tenga una causa puntual y aleatoria, que no tenga repercusión en la salud humana de la población.

Palabras clave: Agua potable; agua de consumo humano; calidad del agua; parámetros de calidad; legislación sobre calidad del agua. Abstract Different parameters of water quality for human consumption, such as electrical conductivity, density, pH, total hardness, calcium hardness, total alkalinity, chloride, magnesium and calcium by atomic absorption were evaluated in samples of drinking water in the region of Los Angeles Greece, as well as water samples from the San Ramon, Naranjo, Poas, Zarcero and San Carlos Esparza, in order to compare the results for the quality parameters evaluated between different samples.

For the study very favorable results were obtained for the different samples analyzed waters, and that comply with the current regulations in the country, as assessed in terms of parameters of water quality are concerned, but it is noteworthy that in two very specific cases Test total alkalinity of the water samples from areas of San Ramon and San Carlos, the test results exceed the recommendation in the parameter, according to the literature, which is not a criterion regulated by the existing regulations in the country, but it it is expected that the irregularity has been due to a specific and random causes, has no impact on human health of the villages.

Keywords: Drinking water; water quality; quality parameters; water quality legislation Introducción Se considera que el agua es el solvente universal y, según Teijón y Garrido (2006 ), esta propiedad está relacionada con su estructura molecular, que le permite disolver con facilidad compuestos iónicos y compuestos polares y solubilizar otros de carácter lipídico.

Esta característica distintiva le confiere al agua una gran importancia, ya que puede tener diversas aplicaciones; sin olvidar que es un elemento esencial para el mantenimiento de la vida en el planeta. El agua potable es aquella que se puede ingerir y que abastece a los seres humanos y satisface sus necesidades, ya que su composición química no presenta contaminantes objetables (microorganismos, sustancias químicas o agentes infecciosos, entre otros).

Estos contaminantes pueden tener efectos nocivos en las personas, convirtiendo al agua en un peligro, de hí la necesidad de su potabilidad ( Ramos, Sepúlveda & Villalobos, 2003 ). Por todas estas razones, el conocimiento de la calidad del agua es fundamental y, con más razón, de aquella destinada al consumo humano ( Castellanos, Pérez & Rico, 1997 ).

Para comprobar si el agua que se consume es efectivamente potable, se toman muestras y se someten a análisis químicos con el fin de determinar su conductividad eléctrica, la densidad, el pH (grado de acidez o alcalinidad), la dureza total, la dureza cálcica, el calcio y el magnesio por absorción atómica, la alcalinidad total, parcial e hidróxida y los cloruros.

Estos análisis permiten saber si el agua cumple con los parámetros establecidos que definen si es potable o no ( Campos, 2000 ). Fundamento La importancia del agua, según Voet, Voet & Pratt (2008 ), radica en que es el medio en el que ocurre la mayoría de las reacciones bioquímicas, dado que los reactivos y productos de las reacciones metabólicas, los nutrientes y los productos de desecho dependen del agua para transportarse dentro de las células y entre ellas.

  • Por otro lado, las aplicaciones del agua en la industria son numerosas, dada su economía y disponibilidad relativa.
  • Se utiliza como fluido refrigerante, para la producción de vapor, como disolvente, vehículo de arrastre y como materia prima sujeta a transformación química ( Vian, 2006 ).
  • La contaminación del agua tiene un gran impacto tanto en la salud como en el medio ambiente.

Según Morell y Hernández (2000 ), la apreciable concentración de componentes indeseables (por ej., cloruros, nitratos y metales pesados) limita la viabilidad del líquido y aumenta su toxicidad, por lo que el estudio de la contaminación, la medición de sus efectos y el control de su evolución son aspectos de suma importancia.

Es imprescindible monitorear aspectos como la potabilidad, la presencia de coliformes fecales, el cloro libre, la alcalinidad, la cantidad de sólidos suspendidos, la conductividad y la dureza, ya que los contaminantes provienen de diferentes prácticas humanas que afectan su calidad y, por ende, todas las actividades y organismos que dependen de ella.

En Costa Rica, el Reglamento para la Calidad del Agua Potable (Decreto Nº 32327-S) ( Poder Ejecutivo, 2005 ) fue publicado en el diario oficial La Gaceta N° 84, del 3 de mayo de 2005. Su objetivo es establecer los niveles máximos que deben tener aquellos componentes o características del agua que pueden representar un riesgo para la salud de la comunidad o ser inconvenientes para la preservación de los sistemas de abastecimiento en beneficio de la salud pública.

Además, el artículo 15 indica que todo ente operador de sistemas de abastecimiento de agua está obligado a entregar copia de los informes de su programa de control de calidad al Ministerio de Salud. En cuanto a las pruebas incluidas en este estudio, según Galvín (2003 ), la conductividad se ve afectada por el tipo de sales presentes, tiempo de disolución, temperatura, gases disueltos, pH y factores que afectan la solubilidad.

En el caso de las aguas tratadas, la conductividad debe situarse en el rango de 1000 y 500. Según el Reglamento para la Calidad del Agua Potable ( Poder Ejecutivo, 2005 ), la conductividad debe encontrarse en 400, También es importante mencionar que, en el agua, las sales minerales son buenas conductoras, mientras que las materias orgánicas y coloidales tienen una conductividad baja ( Seoánez, 2001 ).

  • Con respecto a la densidad, se trata de una propiedad que indica la cantidad de masa que contiene un determinado volumen y en el caso de las aguas potables es un parámetro importante, ya que la cantidad de sólidos disueltos y no disueltos la hacen variar ( Rodríguez, Vargas & Gómez, 2009 ).
  • También debe considerarse que, según Heyward (2006), la densidad depende de la temperatura y la presión; con una temperatura de 20 ° C la densidad es de 0.99820 g/mL, mientras que a 27 ° C es de 0.99650 g/mL, por lo que la temperatura de trabajo también tiene incidencia en la densidad y debe considerarse.

Es importante determinar la densidad en las aguas ya que, según Seoánez (2001 ), es un indicador de la cantidad de materiales que llegan a un cuerpo receptor (contaminación mecánica). El pH es un importante parámetro operativo de la calidad del agua. Las aguas demasiado ácidas disuelven los metales empleados en las conducciones (plomo, cobre, zinc), los cuales, al ser ingeridos, afectan negativamente la salud.

El pH aceptable para agua potable varía entre 6.5 a 8.5 como valor guía ( Jiménez, 2001 ). Según Galvín (2003 ), para las aguas de consumo humano, los valores extremos pueden causar irritación en las mucosas, irritación en órganos internos y hasta procesos de ulceración. Cuando se hace referencia a la dureza del agua, se habla de la representación de la concentración de cationes metálicos multivalentes presentes en ella.

Se clasifica en agua carbonatada (sensible al calor, precipita a altas temperaturas) y no carbonatada (no removible por calor, como sulfatos, nitratos y cloruros). La dureza más común es la del calcio y el magnesio, razón por la cual estos elementos solo se toman en consideración para determinar esta característica en el laboratorio ( Jiménez, 2001 ).

Cuando se encuentran en cantidades importantes, se dice que el agua es “dura” y significa que contiene sales incrustantes, dificulta la cocción de legumbres e impide la formación de espuma del jabón. Las aguas duras contienen de 150 a 300 mg/L como CaCO 3, se considera que una dureza de 80 a 100 mg/L como CaCO 3 es aceptable en agua potable ( Jiménez, 2001 ).

You might be interested:  Tabla Para Corregir El Factor De Potencia?

En Costa Rica el parámetro recomendado para agua potable es de 400 mg/L como CaCO 3, con un valor máximo admisible de 500 mg/L. Es importante preguntarse qué pasaría si se obtuvieran valores mayores al máximo permitido por esta regulación; por un lado, es bueno ya que el cuerpo humano necesita el calcio para los huesos y el magnesio para los procesos metabólicos, pero en exceso pueden producir desde simples asperezas en la piel y/o endurecimiento del cabello hasta cálculos renales, aumentar la incidencia de ataques cardíacos o estar relacionados con anomalías del sistema nervioso y varios tipos de cáncer ( Rodríguez, 2010 ).

Sin embargo, los beneficios y consecuencias para la salud son todavía un tema de discusión. La llamada “agua dura” contiene un alto nivel de minerales y cantidades variables de compuestos, en particular sales de magnesio y calcio, que son las causantes de la dureza. Además, el grado de dureza es directamente proporcional a la concentración de estas sales ( Rodríguez, 2009 ).

Por su parte, “el agua blanda”, cuya dureza es inferior a 100 mg/L, puede tener una capacidad amortiguadora reducida y resultar, por lo tanto, más corrosiva para las tuberías, por lo que ciertos metales pesados como cobre, zinc, plomo y cadmio pueden estar presentes en el agua potable.

  • El grado de corrosión y solubilización de los metales también depende del pH, la alcalinidad y la concentración de oxígeno disuelto ( Neira, 2006 ).
  • Por su parte, la alcalinidad expresa la capacidad que tiene el agua de mantener su pH a pesar de recibir una solución ácida o alcalina.
  • Corresponde principalmente a los hidróxidos, carbonatos y bicarbonatos de los iones Ca 2+, Mg 2+, Na +, K + y NH + 4 ; los más comunes son los de calcio y magnesio.

La alcalinidad se determina mediante la titulación con un ácido y el resultado se expresa como mg CaCO 3 /L. El principal efecto de la alcalinidad es su reacción con ciertos cationes en el agua, lo que conduce a la formación de precipitados ( Jiménez, 2001 ).

Sabiendo que la alcalinidad es la capacidad de neutralizar un ácido; sobre la alcalinidad hidróxida podemos decir que: si se precipita el carbonato por adición de exceso de cloruro de bario, el ion hidróxido se puede valorar satisfactoriamente en presencia del carbonato precipitado ( Laitinen & Harris, 1982 ).

Según Ramalho (2003 ) la alcalinidad del agua potable rara vez excede los 300 ppm pero en caso de aguas residuales domésticas es de 250 ppm. Cabe recalcar que dicho parámetro no está reportado en ningún nivel de control del Reglamento para la Calidad del Agua Potable en Costa Rica.

En cuanto a la presencia de cloruros (Cl-), estos se pueden encontrar en el agua como sales de calcio o magnesio y eso reduce el sabor salado, pero de igual manera esta se debe acoplar al rango establecido, ya que un alto contenido de cloruros puede causar corrosión en las tuberías metálicas y en las estructuras ( Arnedo, Azofra, Usón & Zapata, 2009 ).

De esta forma, sentamos las bases principales para realizar los análisis físico-químicos a distintas muestras de agua de la zona occidental del país, con el fin de emitir un criterio sobre la potabilidad de las aguas incluidas en esta investigación. Metodología Las pruebas se realizaron en el laboratorio de química del Recinto de Grecia de la Universidad de Costa Rica (UCR), específicamente con los estudiantes del curso de Laboratorio de Procesos Industriales en el primer ciclo de 2015, correspondiente al tercer año de la carrera de Bachillerato y Licenciatura en Laboratorista Químico.

Las muestras se tomaron de aguas para el consumo humano de distintas zonas de la región de Occidente del país, incluyendo Grecia, Naranjo, San Ramón, Poás, Zarcero, San Carlos y Esparza. Las pruebas comprendieron la determinación de la conductividad, la densidad, el pH, la dureza total, la dureza cálcica, el calcio, el magnesio, la alcalinidad total y la presencia de cloruros, en todos los casos por triplicado para cada muestra de agua.

Todas las pruebas se efectuaron de acuerdo con el Manual de Laboratorio de Procesos Industriales de Rodríguez et al. (2009 ) y posteriormente se compararon los resultados con lo establecido en el Reglamento para la Calidad del Agua Potable. En el primer análisis se determinó la conductividad eléctrica con un conductímetro calibrado, tomando las lecturas con el equipo directamente a la muestra respectiva.

Luego se determinó la densidad utilizando el densímetro directamente en la muestra colocada en una probeta; el pH se midió con el pH-metro recién calibrado con buffer de pH 4, 7 y 10, antes de la medición de las muestras. Las siguientes pruebas consistieron en determinar la dureza total y la dureza cálcica de las muestras.

Para el primer caso se usó EDTA 0,01 M como titulante y ENT como indicador, además de la disolución amortiguadora amoniaco-cloruro de amonio pH 10; para el segundo caso, el titulante fue EDTA 0,02 M, murexida como indicador y NaOH para precipitar el magnesio.

También se determinó el calcio y el magnesio por absorción atómica, utilizando una curva de calibración mixta para ambos elementos, llegando a concentraciones de 20 y 100 mg/L para magnesio y calcio, respectivamente, manteniendo concentraciones de 0,1% en cloruro de lantano para eliminar interferencias.

Para la alcalinidad se utilizaron valoraciones ácido-base, empleando HCl 0,02 M como titulante y fenolftaleína, naranja de metilo y verde bromocresol como indicadores. Por último, para la prueba de cloruros se empleó el método argentométrico, utilizando nitrato de plata 0.01 M como titulante, en presencia del indicador cromato de potasio.

  1. Resultados y discusión En las pruebas se analizaron muestras de agua para el consumo humano de diferentes zonas del país (Grecia, Naranjo, San Ramón, Poás, Zarcero, San Carlos y Esparza).
  2. Según la procedencia del agua, los análisis evidenciaron distintos resultados.
  3. La finalidad del estudio fue establecer si lo obtenido en los análisis era acorde con lo permitido según el decreto NO32327-S del Reglamento para la Calidad del Agua Potable en Costa Rica.

En el Cuadro 1 se presentan los resultados de las pruebas efectuadas a las distintas muestras, destacándose que todas ellas cumplen con los criterios establecidos por la regulación vigente en el país sobre la calidad del agua potable. Cuadro 1 Resultados obtenidos en las pruebas de calidad efectuadas a muestras de agua potable de la región de Occidente y los respectivos valores recomendados y máximos admisibles. Inicialmente, en la primera prueba se determinó la conductividad eléctrica de todas las muestras de agua potable incluidas en el estudio. Este análisis se realizó con el objetivo de evidenciar la presencia de electrolitos disueltos, ya que el agua pura no debería presentar conductividad eléctrica alguna, por su ausencia de electrolitos, a diferencia del agua potable, que presenta algunos electrolitos disueltos ( Cabrerizo, 2008 ). Figura 1 Resultados de la prueba de conductividad eléctrica en muestras de agua potable Seguidamente se realizó la prueba de densidad, que se considera una medida muy importante ya que varía con la presencia o no de los sólidos disueltos ( Rodríguez et al., 2009 ).

La densidad del agua normalmente corresponde a un valor de 1,0000 g/mL, por lo que las muestras de agua analizadas se encuentran bien ya que están cercanas a este parámetro, todas ligeramente por debajo del valor indicado, oscilando entre 0,9960 y 0,9980 g/mL experimentalmente, lo que hace prever que se trata de agua con pocos sólidos disueltos.

En cuanto a la determinación del pH, este es un factor muy importante ya que, dependiendo de su valor, se puede identificar si una muestra carece de nutrientes o presenta niveles de toxicidad. La medida del pH debe estar en alrededor de 6,5 para ser un valor recomendable.

Las aguas con un pH bajo pueden incrementar la corrosión de los tubos de acero; además, el pH influye en los procesos de coagulación química, desinfección y el control de la corrosión (Raudel, 2003). Al analizar los resultados obtenidos, donde el valor recomendado por el Reglamento para la Calidad del Agua Potable es de 6,5 y el máximo admisible es de 8,5, se tiene que todas las muestras analizadas están dentro de lo especificado, ya que se obtuvo 6,44 como valor mínimo de pH en el caso de la muestra de agua de Zarcero y 7,32 como valor máximo de pH obtenido en el caso de San Ramón.

Además, cabe señalar que las aguas de Grecia, Naranjo y Zarcero se destacan como las mejores en cuanto al pH, ya que su valor se encuentra muy cercano a lo recomendado, tal y como se ilustra en la Figura 2, Según Mora y Mata (2003 ), la variabilidad del pH de un sector a otro puede verse influenciada por el tratamiento aplicado al agua o por el tipo de cuenca del cual proviene, debido a la riqueza de minerales que esta posee, lo que altera el potencial de hidrógeno presente en el agua. Figura 2 Resultados de la prueba de pH en muestras de agua potable La prueba para determinar la dureza conllevó un análisis independiente para establecer la dureza cálcica de las muestras analizadas. La dureza total del agua corresponde a la suma de la concentración de iones polivalentes, y su determinación se realiza por medio de valoraciones complejométricas a pH cercano a 10 en un medio amoniacal; mientras que en la dureza cálcica se determina solo la concentración de calcio y el análisis se realiza a pH 13 sin amoniaco ( Harris, 2007 ).

La dureza total se mide como CaCO 3 y la presencia de aguas duras puede tener consecuencias económicamente importantes (Snoeyink, 1980). El problema de la dureza se refleja más en aguas subterráneas, como el agua de naciente, que en aguas superficiales como la de los ríos, ya que por lo general estas arrastran más minerales como calcio y magnesio que aumentan la dureza.

En el análisis específico de dureza total, los resultados obtenidos oscilaron entre valores de 40 y 121 mg/L de CaCO 3, correspondientes a las muestras de agua potable de Poás y San Ramón, respectivamente. Como se ilustra en la Figura 3, todos los casos presentaron valores muy por debajo de lo recomendado, y cabe destacar que esta característica específica hace referencia a la suma de las concentraciones de los cationes metálicos, principalmente iones de calcio y magnesio presentes en el líquido, como se señaló anteriormente. Figura 3 Resultados de la prueba de dureza total en las muestras de agua potable El Reglamento para la Calidad del Agua Potable establece que el valor recomendado es de 400 mg/L CaCO 3 con un máximo permitido de 500 mg/L CaCO 3, Con base en los resultados expuestos y su comparación con lo establecido por el decreto No.32327-S, se puede decir con toda certeza que estos son bastante favorables, ya que los valores no se salen de lo admisible en ninguna muestra, todo lo contrario, más bien se encuentran muy por debajo de la concentración recomendada.

Es pertinente señalar que la concentración de cationes metálicos en todos los casos es relativamente baja, sobre todo en los casos de Zarcero, Esparza, Grecia y Naranjo y, aunque la concentración de CaCO 3 en San Ramón es un poco más alta, de igual forma se encuentra lejos de considerarse peligrosa o nociva para la salud humana.

Es vital resaltar la importancia de controlar la dureza del agua potable, ya que las aguas blandas y duras han sido relacionadas con problemas cardíacos y cálculos renales, respectivamente. ( Alfaro & Mora, 1999 ). En el caso de los resultados de la prueba de dureza cálcica, estos oscilan entre 26 y 92 mg/L CaCO 3 para las muestras de Poás y San Carlos, respectivamente, y en la muestra de agua de San Ramón no se detectó dureza cálcica, lo que las ubica dentro de los parámetros establecidos en el Reglamento para todos los casos.

El decreto en cuestión establece como valor recomendado para la concentración de dureza cálcica en agua potable 100 mg/L como calcio, por lo cual, si el valor recomendado se considera como el que genera el mínimo riesgo, entonces la presencia de dureza cálcica en el agua potable analizada no genera ningún riesgo, por lo que su consumo no se puede considerar perjudicial para la salud humana.

Seguidamente, los resultados para la determinación de calcio y magnesio por absorción atómica (ver figura 4 A y 4 B, respectivamente) evidencian que, en todos los casos, las cantidades de ambos elementos son óptimas para el consumo humano, puesto que sus valores están dentro de los recomendados por el Reglamento, que corresponden a 100 mg/L y 30 mg/L para calcio y magnesio, respectivamente. Figura 4 Resultados de las determinaciones de calcio y magnesio en las muestras de agua potable En los resultados de alcalinidad, la cual expresa la capacidad que tiene un agua de mantener su pH a pesar de recibir soluciones ácidas o alcalinas, esta corresponde principalmente al contenido de carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos.

  1. El rango de la alcalinidad en aguas domésticas, es decir, el agua potable, oscila en valores de 50 a 200 mg/L CaCO 3.
  2. El principal efecto de la alcalinidad es que reacciona con ciertos cationes que se encuentran en el agua, lo que provoca precipitados no deseados en las tuberías de agua ( Jiménez, 2001 ).
You might be interested:  Tabla De Conversiones Del Sistema Metrico?

A nivel internacional se acepta una alcalinidad mínima de 20 mg de CaCO 3 /L para mantener la vida acuática ( Goyenola, 2007 ). Además, cuando las aguas tienen alcalinidades inferiores son propensas a la contaminación, porque no tienen la capacidad para oponerse a las modificaciones que generen disminuciones del pH.

Aunque el rango de la alcalinidad total llega a un máximo de 200 mg/L, en países como Colombia se admite un valor de 100 mg/L. En esta prueba se obtuvieron resultados favorables para las muestras de agua de las zonas de Grecia, Naranjo, Poás, Zarcero y Esparza, que se encuentran dentro del rango de lo que se admite como normal en la alcalinidad del agua potable, oscilando entre 66 y 128 mg/L para las muestras de Grecia y Esparza, respectivamente.

En los casos de San Ramón y San Carlos, las muestras no cumplen con los valores recomendados para la alcalinidad total, establecidos en un máximo de 200 mg/L (recomendado mayor a 30 mg/L) según la literatura consultada, ya que estos fueron de 214 y 224 mg/L, respectivamente.

  1. Dado que la alcalinidad de las aguas superficiales está determinada generalmente por el contenido de carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos, esta se toma como un indicador de dichas especies iónicas ( Baird, 2001 ).
  2. La prueba final fue la determinación de cloruros.
  3. Este análisis resulta muy importante porque todas las aguas naturales contienen este componente, sin embargo, se debe verificar su concentración dado que puede dañar la salud.

En este caso, los resultados oscilaron entre 20,8 y 23,3 mg/L Cl- correspondientes a las muestras de Naranjo y Grecia, respectivamente, como se ilustra en la Figura 5, Figura 5 Resultados de la prueba de cloruros en las muestras de agua potable Según el decreto No.32327-S, se considera como un valor idóneo 25 mg/L Cl- y como un valor máximo admisible 250 mg/L Cl-. Partiendo de lo estipulado en el Reglamento para la Calidad del Agua Potable, se puede destacar que en su totalidad las aguas en estudio se encuentran bastante bien en este aspecto, pues se encuentran muy por debajo del límite permitido y ni siquiera llegan al valor recomendado, lo cual es favorable en todo sentido.

  1. Es destacable que el agua de Grecia presenta una concentración un poco mayor de cloruros con respecto a las otras muestras, no obstante, esto es algo que no debe causar preocupación ya que no presenta ningún inconveniente en cuanto al consumo humano.
  2. La concentración de cloruros en aguas naturales es muy variable, pues depende de las características de los terrenos que atraviesan.

Dicha concentración es menor comparada con la del ion en aguas residuales, ya que la actividad humana necesariamente la incrementa ( Melgarejo, 2003 ). Consideraciones finales Con base en lo establecido por el decreto No.32327-S, se puede concluir que el agua de las siete zonas comprendidas en el estudio reúne las condiciones mínimas para la ingesta del líquido por el ser humano.

  1. Es importante destacar que los factores determinantes en la alteración del sabor del agua potable en cada región, corresponden al nivel de dureza y alcalinidad presente en el agua, debido a que pueden arrastrar metales que no le pertenecen.
  2. Con respecto al valor del pH, es deseable mantener este parámetro en 6,5 como condición estable en aguas destinadas al consumo humano, a raíz de que la alteración de dicho factor puede traer consecuencias adversas por falta de nutrientes o presencia de sustancias que generan toxicidad para la salud humana.

En cuanto a la dureza total y la presencia de calcio y magnesio en el agua, estos son parámetros importantes que se deben controlar, ya que su cuantificación determina la potabilidad del agua, debido a que la presencia de iones de calcio y magnesio en exceso puede producir problemas cardiovasculares y sabores indeseados en el líquido.

La alcalinidad total es otro parámetro importante de controlar, ya que ayuda a verificar si el agua presenta la concentración adecuada de carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos que hacen que no disminuya el pH en presencia de ácidos. Es decir, se debe verificar y controlar que el agua no sea propensa a acidificarse, ya que de lo contrario dejaría de ser potable.

El contenido elevado en cloruros puede causar problemas de potabilidad en las aguas de consumo humano (daños estomacales y renales), además de acelerar la corrosión de conducciones y estructuras metálicas. Por eso es necesario verificar su presencia en las cantidades recomendadas.

La presencia de minerales y iones Cl – depende en gran medida del terreno por donde atraviese la fuente principal de abastecimiento (río, naciente, etc.), por lo tanto, es de suma importancia regular las concentraciones de estos elementos para asegurar una buena calidad del agua que se consume diariamente.

Bibliografía Alfaro, N. & Mora, D. (1999). Caracterización y distribución por cantones de la dureza del agua en las fuentes utilizadas para consumo humano en Costa Rica, Obtenido de http://www.bvs.sa.cr/AMBIENTE/textos/054.pdf Arnedo, C., Azofra, J., Usón, C.

& Zapata, M. (2009). III Semana de la ciencia y tecnología: El Agua, España: Secretearía General Técnica. Baird, C. (2001). Química ambiental, Barcelona: Editorial Reverte. Cabrerizo, D. (2008). Física y Química.1 Bachillerato, Pozuelo de Alarcón, Madrid: Editex. Campos, I. (2000). Saneamiento Ambiental,1 ed.

San José: Universidad Estatal a Distancia. Castellanos, M., Pérez, R. & Rico, A. (1997). Curso de Química 1: agua y aire, México: UNAM, Colegio de Ciencias y Humanidades. Galvín, R. (2003). Fisicoquímica y microbiología de los medios acuáticos. Tratamiento y control de calidad de aguas,

Madrid: Editorial Díaz de Santos. Goyenola, G. (2007). Guía para la utilización de las Valijas Viajeras – Alcalinidad. Determinación de la Alcalinidad Total, Red de Monitoreo Ambiental Participativo de Sistemas Acuáticos. RED MAPSA. Versión 1.0. Harris, D. (2007). Análisis químico cuantitativo,6 ed. Barcelona: Editorial Reverte,

Heyward, V. (2001). Evaluación y prescripción del ejercicio,2 ed. Barcelona: Paidotribo. Jiménez, B. (2001). La contaminación ambiental en México: causas, efectos y tecnología apropiada, México: UNAM y FEMISCA. Laitinen, H. & Harris, W. (1982). Análisis Químico,

  1. Barcelona: Editorial Reverté.
  2. Melgarejo, J. (2003).
  3. Atlas de asociaciones minerales en lámina delgada,
  4. Barcelona: Editorial Universitat. Mora, D.
  5. Mata, A. (2003).
  6. Conceptos básicos de aguas para consumo humano y disposición de aguas residuales,
  7. Obtenido de https://www.aya.go.cr/Administracion/DocumentosBoletines/ Docs/220910092551ONCEPTOSBA SICOSDEAGUASPARACONSUMOHUMANOY-DISPOSICIONDEAGUASRESIDUALES.pdf.

Morell, I. & Hernández, F. (2000). El agua en Castellón: un reto para el siglo XXI. Castellón de la Plana: Editorial de la Universidad Jaume. España. Neira, M. (2006). Dureza en aguas de consumo humano y uso industrial, impactos y medidas de mitigación. Estudio de caso: Chile.

  1. Universidad de Chile: Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Departamento de Ingeniería.
  2. Obtenido de http://repositorio.uchile.cl/tesis/uchile/2006/neira_m/sources/neira_m.pdf Poder Ejecutivo. (2005).
  3. Reglamento para la Calidad del Agua Potable.
  4. San José: La Gaceta N° 84.
  5. Ramalho, R. (2003).
  6. Tratamiento de aguas residuales.

Barcelona: Editorial Reverté, Ramos, R., Sepúlveda, R. & Villalobos, F. (2003). El agua en el medio ambiente: muestreo y análisis. México: Universidad Autónoma de Baja California. Rigola, M. (1989). Tratamiento de aguas industriales: aguas de proceso y residuales.

  1. Editorial Marcombo.
  2. Rodríguez, J. (2009).
  3. Parámetros fisicoquímicos de dureza total en calcio y magnesio, pH, conductividad y temperatura del agua potable analizados en conjunto con las Asociaciones Administradoras del Acueducto (ASADAS) de cada distrito de Grecia, cantón de Alajuela, noviembre del 2008.

Universidad de Costa Rica. Rodríguez, J., Vargas, E. & Gómez, M. (2009). Procesos Industriales: Manual de Laboratorio para el análisis químico y control de calidad. Heredia, C.R.: Universidad Nacional. Rodríguez, S. (2010). Especialización y Maestría en Ingeniería Ambiental.

  • Argentina: Editorial: Universidad Tecnológica Nacional.
  • Obtenido de http://www.edutecne.utn.edu.ar/agua/dureza_agua.pdf Seoánez, M. (2001).
  • Tratado de gestión del medio ambiente.
  • Madrid: Mundi-Prensa.
  • Snoeyink, V.
  • Jenkins, D. (2000).
  • Water Chemistry.
  • New York: John Wiley & Sons.
  • Teijón, J.
  • Garrido, A. (2006).

Fundamentos de bioquímica estructural.2 ed. Madrid: Editorial Tébar. Vian, Á. (2006). Introducción a la química industrial. Barcelona: Editorial Reverté, Voet, D., Voet, J. & Pratt, C. (2008). Fundamentos de bioquímica, la vida a nivel molecular.2 ed. España: Editorial Panamericana. Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons

¿Cómo bajar las ppm del agua?

Selección de un ácido – Cuando decide qué ácido usar, hay diversos factores que se deben considerar, como seguridad, nutrientes que se aportan a la planta, costo y disponibilidad. Los ácidos más comunes para disminuir la alcalinidad del agua son los ácidos sulfúrico, nítrico, fosfórico y cítrico.

Ácido % ingrediente activo Mililitros/379 litros (onza liquida/100 galones) de agua para neutralizar 50 ppm de alcalinidad ppm de elemento surninistrado Seguridad relativa* Costo**
Ácido cítrico(h 3 C 6 H 5 O 7 ) 50% 1.78 oz. None 1 $$$
Ácido nítrico(h 3 NO 3 ) 67% 0.87 oz. 14.3 ppm N 5 $$
Ácido fosfórico (H 3 PO 4 ) 75% 0.94 oz. 27.5 ppm P 3 $$
Ácido sulfúrico (H 2 SO 4 ) 35% 1.42 oz. 16.1 ppm S 3 $

Tabla 1. *Seguridad relativa: 1 = bastante seguro; 5 = muy peligroso   **Costo: $ = menor precio; $$$ = mayor precio Nutrientes proporcionados según el ácido La Tabla 1 muestra las partes por millón (ppm) de los elementos que proporcionan cada ácido.

  1. El ácido cítrico no proporciona ningún nivel importante de elementos.
  2. Los ácidos nítrico y fosfórico proporcionan nutrientes necesarios para la planta que, por lo general, solo aportan los fertilizantes.
  3. Cuando utiliza una tasa más elevada de un ácido, puede aportar un nivel importante de uno de los nutrientes de la planta que se muestran en la Tabla 1, por lo que podría ser necesario utilizar un fertilizante con una menor proporción de dicho elemento.

En el caso del ácido nítrico, esto podría significar disminuir la tasa de aplicación de un fertilizante existente. Si esto no es posible, debe usar un fertilizante con una menor proporción de nitrógeno a potasio, tales como 15-2-20, 15-5-25, 17-5-24, 20-5-30, etc.

  • Recuerde que usar un fertilizante nuevo puede tener un impacto diferente en el pH del sustrato.
  • Si usa ácido fosfórico, las tasas más elevadas pueden aportar más fósforo del que necesitan los cultivos.
  • La mayoría de los cultivos solo necesitan 20 ppm de P (45 ppm de P 2 0 5 ), por lo que si inyecta suficiente ácido para disminuir la alcalinidad a 50 ppm de CaCO 3, entonces 27,5 ppm significa que aplicó mucho fósforo.

El fósforo adicional no dañará los cultivos, pero puede provocar estiramiento y un crecimiento más débil. Si usa ácido fosfórico, considere usar un fertilizante que no contenga fósforo, tales como 17-0-17, 20-0-20, 25-0-25, etc. El ácido sulfúrico proporciona azufre en forma de sulfato, el cual es necesario para las plantas y generalmente se encuentra en pocas cantidades en fuentes de agua y programa de fertilizantes.

¿Cuántos ppm es alto?

Ventilación mecánica y calidad del aire interior – En el ámbito de la ventilación mecánica, es crucial tener en cuenta la calidad del aire interior de los edificios y su relación con las partes por millón (ppm). La ventilación mecánica busca renovar el aire interior y garantizar una calidad adecuada del mismo para el bienestar y la salud de las personas que ocupan el espacio.

Por lo tanto, se requiere una comprensión sólida de las ppm y su significado en la calidad del aire. Las ppm son una medida comúnmente utilizada para indicar la concentración de contaminantes en el aire. En la normativa vigente, se establecen los niveles de concentración de CO2 en el interior de los edificios para evaluar la calidad del aire.

Un nivel elevado de CO2 en el aire interior puede provocar fatiga, dolor de cabeza y dificultad para concentrarse, entre otros efectos negativos. En términos generales, cuando la concentración de CO2 supera las 1200 ppm se considera que el aire es de mala calidad.

Es importante destacar que los niveles de ppm varían según el tipo de edificio, el uso del espacio y la cantidad de ocupantes. Por lo tanto, el diseño y la implementación de sistemas de ventilación mecánica deben ajustarse a las necesidades específicas de cada edificio y sus ocupantes. Además, la medición de ppm también puede ser utilizada para evaluar la efectividad de los sistemas de ventilación mecánica.

Los profesionales del sector pueden medir la concentración de CO2 antes y después de la instalación de un sistema de ventilación mecánica y evaluar su eficacia en la reducción de los niveles de CO2.

You might be interested:  Cual Es La Tendencia Del Radio Atomico En La Tabla Periodica?

¿Qué pasa si tengo 70 ppm?

70 pulsaciones por minuto: el límite para evitar complicaciones cardíacas Según el estudio, enmarcado en el proyecto REGICOR, el aumento de pulsaciones comporta riesgos cardiovasculares severos. Crédito: on Tener más de, según un estudio liderado por personal investigador del, El estudio, que ha hecho un seguimiento de más de 10.000 personas participantes del estudio (registro gerundense del corazón) durante diez años, ha determinado como saludable el umbral de 70 pulsaciones por minuto, en ausencia de esfuerzo.

  • Por eso, para establecer el ritmo cardíaco de los y las voluntarias se les ha tomado las pulsaciones después de estar 5 minutos en reposo.
  • El análisis de los datos ha revelado que el incremento de 10 pulsaciones por minuto por encima del umbral de 70 supone un augmento del 30% del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o incluso la muerte,

«Las personas que tienen 80 pulsaciones por minuto en reposo tienen un 30% más de riesgo de morir en los próximos 10 años comparado con las personas que tienen 70 pulsaciones por minuto» Albert Clarà – Hospital del Mar/IMIM Este hallazgo proporciona un indicador sencillo que permite tomar medidas para evitar situaciones de riesgo y mejorar la salud de las personas.

¿Qué ppm es peligroso?

Lugar de trabajo / Industria – El límite de exposición permisible (PEL en inglés) actual de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacionales (OSHA) para el CO es de 50 ppm como un promedio ponderado de tiempo de 8 horas (TWA en inglés), El límite de exposición recomendada (REL en inglés) de NIOSH para el CO es de 35 ppm como un TWA de 8 horas y un límite máximo (CL en inglés) de 200 ppm,

La concentración inmediatamente peligrosa para la vida y la salud (IDLH) que recomienda NIOSH para el CO es de 1,200 ppm. IDLH es la concentración que podría provocar la muerte o efectos irreversibles sobre la salud, o que podría impedir que una persona se salga del ambiente contaminado en 30 minutos.

La American Conference of Governmental Industrial Hygienists (ACGIH) ha adoptado un valor límite umbral (TVL en inglés) para el CO de 25 ppm como un TWA de 8 horas,

¿Cómo se calcula el ppm en calidad?

El PPM indica el número de partes no conformes en el proceso, expresado en partes por millón. Por ejemplo, el gerente de un restaurante de comida rápida observa que 20 de 1000 clientes esperaron más de 3 minutos por servicio. Por lo tanto, PPM = (20/1000) * 1000000 = 20000.

¿Qué es un ppm calidad?

Partes por millón (PPM) Indica la proporción de las piezas fabricadas que no cumplen los estándares para ser consideradas piezas buenas.

¿Cuántas ppm de cloro debe tener el agua potable?

Generalmente, el agua potable contiene un nivel relativo de cloro de 1.5 a 2.0 ppm.

¿Cuál es el mejor pH del agua?

¿Cuáles son los valores aceptables? La mayoría de los ambientes naturales tienen un pH entre 4 y 9. El pH del agua de mar es generalmente entre 7.5 y 8.4. En agua dulce, un pH con un valor de 6.5 a 8.5 protegerá a la mayoría de los organismos.

¿Qué pasa si el pH del agua es muy alto?

Cómo afecta el pH al agua potable – Agencias internacionales recomiendan que el agua potable tenga un pH de entre 6.5 a 8.5. El agua dura, o el agua con un pH alto contiene una gran concentración de minerales disueltos. Aunque es sana para el cuerpo, los minerales como el calcio pueden causar problemas con su posicionamiento en superficies de cerámica y por su gusto agrio.

¿Cuál es la dureza del agua potable?

Sin riesgo ni beneficio – Un agua considerada dura incluirá por cada litro unos 100 miligramos de calcio y alrededor de 50 miligramos de magnesio, según detalla la OMS. Las dosis recomendadas para ambos minerales en la dieta diaria están estimados en 1.000 miligramos del primer elemento y entre 200 y 400 del segundo.

Además, el peligro de una sobreingesta de calcio se sitúa en 2.500 miligramos de calcio al día. Por tanto, sería necesario beber una cantidad desmesurada —más de 20 litros — para producir un efecto adverso en la salud. Hay que tener en cuenta que el consumo diario recomendable es de unos dos litros. Los beneficios tampoco están demostrados.

La OMS detalla que los estudios analizados no son concluyentes respecto a que la ingesta de aguas duras suponga un efecto saludable. Existen, no obstante, leves indicios de que un determinado consumo de magnesio disuelto en el agua podría ser beneficioso para varones y negativo para mujeres respecto a la salud cardíaca en las demografías de mayor riesgo, según un estudio holandés. Muchos países incorporan a través de diferentes plataformas información sobre las características del agua. En España, por ejemplo se hace a través de la web del y de sus informes anuales de Calidad de agua de consumo humano. En total, 58 parámetros son medidos y controlados año a año para todo el territorio.

Generalmente, los mayores problemas asociados con la dureza del agua se relacionan con otros usos más allá de su ingesta. “Técnicamente, un agua más dura puede a largo plazo ser más incrustante, pudiendo precipitar las sales de calcio en tuberías de distribución domiciliarias y así reducir su sección útil.

En la red general esto tiene menos importancia por los grandes diámetros de las canalizaciones. Además, a nivel doméstico, supone un, ya que necesitan usar más jabón o productos específicos para impedir que se deposite la cal en las resistencias que calientan el agua o que apague el brillo de las vajillas”, indica Alfonso González del Rey, subdirector de Calidad de las Aguas de Canal de Isabel II, en Madrid.

¿Cómo bajar la dureza del agua de forma casera?

Tipos de agua dura – La dureza del agua puede ser temporal o permanente. En el caso de la dureza temporal, el agua puede contener bicarbonato de calcio, hierro o magnesio. La dureza permanente se produce más bien por sulfatos, calcio, magnesio, y algunos iones metálicos, lo que complica su proceso de ablandamiento.

A la suma de ambas durezas se le llama dureza total. No sólo es la suma de todos los minerales, sino que junto con su pH y temperatura se determinará el comportamiento de la dureza. Es por lo anterior que debemos hacer lo que esté en nuestras manos para reducir la dureza del agua. Para ablandar o suavizar el agua dura temporal, simplemente se puede lograr agregando hidróxido de calcio (cal) o llegando al punto de ebullición del agua.

Tan solo hervirla reduce considerablemente la dureza temporal, ayudando a su purificación. El proceso de ablandamiento del agua dura permanente es mucho más complicado, ya que no se puede ablandar por ebullición y se requiere algún tipo de purificador o filtro con descalcificador.

¿Qué pasa si tengo 100 ppm?

Descripción general – La taquicardia es el término médico para una frecuencia cardíaca de más de 100 latidos por minuto. Muchos tipos de ritmos cardíacos irregulares (arritmias) pueden causar taquicardia. Una frecuencia cardíaca rápida no siempre es un problema.

Por ejemplo, la frecuencia cardíaca comúnmente se acelera al hacer ejercicio o como respuesta al estrés. Es posible que la taquicardia no provoque síntomas ni complicaciones. Sin embargo, de no tratarse, algunas formas de taquicardia pueden provocar problemas de salud graves, incluidos la insuficiencia cardíaca, los accidentes cerebrovasculares o la muerte cardíaca repentina.

El tratamiento de la taquicardia puede incluir maniobras específicas, medicamentos, cardioversión o cirugía para controlar los latidos rápidos del corazón.

¿Qué pasa si tengo 90 ppm?

Una frecuencia cardíaca en reposo normal para los adultos oscila entre 60 y 100 latidos por minuto. Generalmente, una frecuencia cardíaca más baja en reposo implica una función cardíaca más eficiente y un mejor estado físico cardiovascular.

¿Qué pasa si tengo 54 ppm?

¿En qué consisten las bradicardias? – La frecuencia cardiaca normal oscila entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm), cuando esta frecuencia es inferior a los 60 Ipm se habla de bradicardia, un tipo de que puede causar síntomas muy importantes (debilidad, fatiga, palpitaciones, mareo, síncope, dolor torácico, pérdida de conocimiento).

Enfermedad cardiovascular. Envejecimiento. Defectos heredados o congénitos. Existen otras causas no relacionadas con el corazón que van desde el empleos de medicamentos como los betabloqueates y otros fármacos antiarrítmicos que contribuyen a disminuir la frecuencia cardiaca.

Aunque la bradicardia afecta principalmente a las persona mayores, también puede manifestarse a cualquier edad, incluso en niños muy pequeños. Mantenerse alerta ante los síntomas es clave para tratarlas a tiempo, así como llevar hábitos saludables que pueden ayudarnos a prevenirlas.

¿Qué pasa si tengo 45 ppm?

Síntomas – Los latidos cardíacos más lentos de lo normal (bradicardia) pueden impedir que el cerebro y otros órganos reciban el oxígeno suficiente, lo que puede causar los siguientes signos y síntomas:

Dolor en el pecho Confusión o problemas de memoria Mareos o aturdimiento Cansancio rápido durante la actividad física Fatiga Desmayo (síncope) o casi desmayo Falta de aire

¿Qué quiere decir 60 ppm?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Las pulsaciones por minuto o PPM es una unidad empleada para medir el ritmo en música, Equivale al número de pulsaciones que caben en un minuto. Se indica con una figura, seguida de un signo igual =, y luego por el número que representa la cantidad de esas figuras que entran en un minuto. = 60, cada negra valdrá un segundo, Normalmente la figura que se usa como referencia para el tiempo es la negra, aunque pueden usarse otras figuras dependiendo del compás en que esté escrita la obra. En algunas partituras se coloca este valor sobre el pentagrama para indicar el tempo al que se debe ejecutar la música, desde ese momento hasta la próxima indicación (o —en caso de que no haya otra indicación— hasta el final).

¿Qué pasa si tengo 105 ppm?

Si su frecuencia cardíaca es rápida (más de 100 latidos por minuto), se denomina taquicardia. Una frecuencia cardíaca de menos de 60 se denomina bradicardia. Un latido cardíaco adicional fuera de ritmo se conoce como extrasístole. Las palpitaciones no son graves la mayoría de las veces.

¿Cuántas ppm de cloro debe tener el agua potable?

Generalmente, el agua potable contiene un nivel relativo de cloro de 1.5 a 2.0 ppm.

¿Qué pasa si tengo 54 ppm?

¿En qué consisten las bradicardias? – La frecuencia cardiaca normal oscila entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm), cuando esta frecuencia es inferior a los 60 Ipm se habla de bradicardia, un tipo de que puede causar síntomas muy importantes (debilidad, fatiga, palpitaciones, mareo, síncope, dolor torácico, pérdida de conocimiento).

Enfermedad cardiovascular. Envejecimiento. Defectos heredados o congénitos. Existen otras causas no relacionadas con el corazón que van desde el empleos de medicamentos como los betabloqueates y otros fármacos antiarrítmicos que contribuyen a disminuir la frecuencia cardiaca.

Aunque la bradicardia afecta principalmente a las persona mayores, también puede manifestarse a cualquier edad, incluso en niños muy pequeños. Mantenerse alerta ante los síntomas es clave para tratarlas a tiempo, así como llevar hábitos saludables que pueden ayudarnos a prevenirlas.

¿Qué pasa si tengo 90 ppm?

Una frecuencia cardíaca en reposo normal para los adultos oscila entre 60 y 100 latidos por minuto. Generalmente, una frecuencia cardíaca más baja en reposo implica una función cardíaca más eficiente y un mejor estado físico cardiovascular.

¿Qué significa ppm en la dureza del agua?

UNIDAD DE MEDIDA Calcularemos la dureza en ‘ppm’ de CaCO3. Esta unidad significa partes por millón y equivale a miligramos por litro (mg/L).