Tabla De Funciones Y Responsabilidades En El Marco De La Tutoría?

16.06.2023 0 Comments

Tabla De Funciones Y Responsabilidades En El Marco De La Tutoría

¿Cuáles son las responsabilidades del tutorado?

Participar en las actividades de tutoría que organice la Unidad Académica. Cumplir de manera responsable con el proyecto de Ético de Vida formulado con su tutor. Solicitar apoyo a su tutor cuando tenga problemas de carácter académico- administrativo y/o personal.

¿Qué es un tutor y sus funciones?

Mientras que el tutor es el profesor que orienta, asesora y acompaña al alumno durante su estancia en la universidad, desde la perspectiva de guiarlo hacia su formación integral, estimulando en él la capacidad de hacerse responsable de su propio aprendizaje y de su formación (ANUIES, 2001).

¿Qué funciones tiene la tutora o la tutoría en educación inicial?

Como tutor, el profesor debe guiar al estudiante, ayudarlo a identificar sus estilos de aprendizaje, recomendarle hábitos de estudio, motivarlo y enseñarle estrategias que le permitan generar aprendizaje significativo y sortear las dificultades que se le presenten durante sus estudios.

¿Qué actividades realiza un alumno tutorado?

Cumplir con el programa de trabajo acordado con el tutor. Asistir a las reuniones en la fecha y hora establecida con el tutor. Elaborar su plan de vida en coordinación con el tutor. Recurrir al tutor para solicitar la atención especializada que requiera para su formación y bienestar, cuando sea el caso.

¿Qué es un plan de tutoría?

Saltar al contenido Cómo hacer tu Plan de Acción Tutorial Andrés Herrera 22 10, 2018 El Plan de Acción Tutorial o PAT es un guion que establece las líneas de actuación y pautas que debe seguir el docente en su día a día. De esta forma, se gestiona, planifica la tutoría y se especifican todas las acciones y procesos que han de llevarse a cabo durante el desarrollo de la acción formativa,

Establecer objetivos claros y realistas que sean aceptados por todos los agentes implicados en la acción formativa. Un Plan elaborado de forma conjunta y consensuado por todo el equipo docente. Desarrollarse a medio-largo plazo de modo que se aplique a todo el proceso, no solo en momentos o acciones puntuales. Estar contextualizado y adaptado a las características de la modalidad formativa, la acción formativa concreta y los participantes de la misma. Fundamentarse en unas bases teóricas consolidadas, que garanticen su validez y buen funcionamiento. Contemplar todas las actuaciones a llevar a cabo con el alumnado, Crear un documento abierto y flexible, sujeto a posibles cambios que se puedan ir produciendo o necesidades que se detecten.

Con todos estos puntos asumidos, es hora de comenzar a elaborarlo. Para ello, existen diferentes fases:

¿Cuáles son las áreas de la tutoría?

Las áreas de la tutoría son ámbitos temáticos que nos permiten tener una visión amplia de los diversos aspectos presentes en el proceso de desarrollo de los estudiantes, y por tanto, de lo que requiere atenderse desde la labor de acompañamiento y orientación en la tutoría.

¿Cuál es la función de un tutor en un colegio?

Funciones del tutor ¿cuáles son sus competencias en el aula? UNIR Revista Coordinación, orientación, mediar En UNIR te detallamos cuáles son las funciones del tutor y sus competencias actuales dentro del marco escolar. El tutor es el profesor asignado por el director y el jefe de estudios del centro para, principalmente, orientar y guiar a sus alumnos en el proceso de aprendizaje durante uno o varios cursos escolares.

¿Cuál es el rol del docente tutor?

El maestro tutor es aquel docente que se responsabiliza de la formación integral del alumnado de un curso determinado y de su evolución formativa. Es designado por la dirección del centro y realiza las adaptaciones de la programación necesarias.

¿Cuántos tipos de tutor hay?

1.4 Tipos de tutorías Existen varios tipos de tutorías, pero todas caen en dos categorías principales, la tutoría presencial y la tutoría a distancia. Para fines de nuestro trabajo nos referiremos brevemente a la tutoría presencial, al finalizar este tema, pero lo que más nos interesa es la que se presta a distancia.

a. La tutoría escolar y educacional

Se caracteriza por brindar una ayuda de naturaleza multidisciplinaria y en el marco de un servicio psicopedagógico y de Orientación donde su campo de influencia y de trabajo está delimitado y especificado. Esta es la que se utiliza en centros educativos presénciales y a distancia.

La tutoría más personalizada de apoyo a los cursos regulares

En donde el tutor aclara dudas y explica los contenidos del curso en una sesión más reducida y con una modalidad más individualizada.

La tutoría como medida de emergencia

Para preparar a los estudiantes para un examen, por ejemplo los cursos preuniversitarios o la que se asigna a un estudiante en peligro de perder uno o varios cursos, es la misma que se brinda en los Departamentos de Orientación Psicopedagógica de establecimientos de enseñanza regular.

La tutoría personalizada con fines religiosos formativos

La emplean algunas instituciones educativas a manera de Preceptoría y Orientación, apoyo espiritual y formativo de actitudes y conductas. Bárbara Jelkmann escribió una tesis de grado en la Universidad del Istmo basada completamente en este tema. Tabla No.10 Tipos de tutorías: Tomado de: Miguel Calvo (2006:80)

SEGÚN TIPOS
La finalidad – Tutoría didáctica – Tutoría orientativa
Los destinatarios – Tutoría individual – Tutoría grupal
La forma de llevarla a cabo – Tutoría a distancia – Tutoría presencial
FORMA TIPOS
Tutoría presencial – Colectiva o grupal – Individual
Tutoría no presencial – Postal (Escrita) – Telefónica – Telemática

¿Cuáles son las dimensiones de tutoría?

Resumen – En este trabajo, tomando como referencia la experiencia de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, proponemos un modelo de acción tutorial en la etapa universitaria, que trata de dar respuesta a las nuevas demandas formativas que se desprenden de la implantación del EEES.

Las dimensiones básicas del modelo son tres: Tutoría Personal, Tutoría Docente y Tutoría Profesional. Desde la asunción del modelo de acción tutorial postulado y recogiendo la tradición general y las diferentes experiencias concretas de tutoría y atención personalizada realizadas en Comillas, se proponen los Planes de Acción Tutorial (PAT) como principal estrategia para la implantación generalizada del modelo en los nuevos planes de estudio.

El PAT es un plan institucional que se ocupa de los objetivos, contenidos y organización de las tutorías en un centro o titulación concreta. Finalmente, el establecimiento de un PAT supone la institucionalización de las correspondientes estructuras organizativas de coordinación y su evaluación y mejora continua.

¿Como debe ser la relacion tutora?

En este conversatorio se abordaron los temas de la revista Decisió número 56, donde participó el Dr. Gabriel Cámara Cervera, director del Consejo Nacional de Fomento Educativo Redes de Tutoría: reflexiones y prácticas Durante su participación en el Conservatorio “Redes de Tutoría: Reflexiones y Prácticas”, organizado por la Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y El Caribe (CREFAL), el director general del Consejo Nacional de Fomento Educativo, Gabriel Cámara Cervera, consideró que la difusión de textos académicos contribuye a fortalecer el ámbito educativo, por lo que el número 56 de la revista Decisió, constituye una herramienta valiosa en este ámbito.

“En la revista se conjugan una gran variedad de voces que se fusionan en un coro bien afinado, que representa el aporte que se hace al servicio educativo, que es básicamente empalmar el interés con la capacidad, embona lo que alguien quiere aprender con lo que el otro puede aportar para que aprenda”, afirmó.

Cámara y Cervera destacó que, el aprendizaje se contagia y es lo más humano que hay en el diálogo tutor; “aprender no es repetir, por el contrario, es hacerlo propio, digerirlo, desmenuzarlo y rehacerlo para que finalmente nos transforme y esto es lo que hace la práctica tutora.

Por su parte, Santiago Rincón Gallardo, director de investigación en Liderazgo Global, señaló que la Relación Tutora es una práctica que aterriza lo que se sabe de cómo aprendemos mejor en un método sencillo al alcance de todos. Facilita el encuentro libre entre alguien que quiere aprender y alguien que lo ha aprendido bien, basado en el diálogo tutor.

Subrayó que, con este modelo, el tutor no dice qué se debe aprender sino que funciona como partera, como alguien que ayuda a emerger el conocimiento, la sabiduría, la intuición del aprendiz. “Una práctica que inició en los 70s con el Dr. Cámara y Cervera, pero después tomó un impulso importante en la posprimaria del Conafe, se comenzó expandir y ahora a través del Conafe se extiende a más de 30 mil comunidades en todo el país”.

  1. Comentó que tras la pandemia se pone de manifiesto que estamos en una batalla entre dos proyectos antagónicos.
  2. El primero que es de control, dominación, de poder sobre.
  3. El segundo, un proyecto de diálogo, de solidaridad, de cariño, el proyecto humano.
  4. La Relación Tutora es la manera de operacionalizar la batalla que se puede dar en el día a día por este proyecto más humano, que busca transformar el núcleo pedagógico, la relación entre el tutor y aprendiz a través de un cambio cultural que debe darse de manera profunda”.
You might be interested:  Poner Una Imagen Al Lado De Una Tabla Html?

Durante su intervención, Miguel Morales, colaborador del Conafe, destacó que la Pandemia demostró que es posible aprender por cuenta propia, pero al mismo tiempo demostró que todo aprendizaje tiene un lado social; motivo por el que la escuela tiene un gran valor, ya que permite la interacción y el intercambio de lo que se aprende.

¿Cuáles son las funciones de un tutor grupal?

En el tutor es en quien recae la responsabilidad de propiciar el aprendizaje, promoviendo que la interacción de los participantes en el proceso redunde en el enriquecimiento de las estructuras del pensamiento.

¿Cómo debe prepararse un tutor para lograr sus objetivos?

ARTÍCULO ORIGINAL Actitudes y aptitudes del tutor para enfrentar el desafío de la formación en la modalidad dual Attitudes and skills tutor to face the challenge of training in the dual mode MSc. Segunda Elena Tolozano Benites 1, Dra.C. Lidia Mercedes Lara Díaz 2, Simón Alberto Illescas Prieto 3 1 Instituto Superior Tecnológico Bolivariano de Tecnología.

Guayaquil. República del Ecuador.2 Universidad de Cienfuegos. Cuba.3 Universidad de Guayaquil. Guayaquil. República del Ecuador. RESUMEN La formación tecnológica constituye un proceso complejo, debido a que aborda el fenómeno educativo para la producción y servicio, pensar en un currículum integrado que desarrolle la articulación entre la teoría y la práctica se ha convertido en el objetivo de muchos sistemas educativos a nivel mundial, en Ecuador la legislación vigente establece la modalidad de estudio o aprendizaje dual en las Instituciones de Educación Superior; este proceso supone una enseñanza basada en la práctica, con tutorías profesionales y académicas integradas in situ.

En este sentido se analiza el rol del tutor, este debe desarrollar sus funciones docentes, con una actitud mediadora entre la institución y la empresa y sus aptitudes pedagógicas, didácticas y profesionales le deben permitir que dirija el proceso de enseñanza–aprendizaje en el entorno laboral.

  • Palabras clave: Formación tecnológica, modalidad dual, actitudes, aptitudes, tutor, entorno laboral.
  • ABSTRACT Technology training is a complex process because t addresses the phenomenon of education for production and service, I think an integrated curriculum that develops the link between theory and practice has become the goal of many education systems worldwide, in Ecuador the legislation establishes the study mode or dual learning in higher education institutions; this process is a practice-based education, with professional and academic tutoring integrated in situ.

In this sense the role of the tutor is analyzed, it must develop their teaching duties with a mediating attitude between the institution and the company and its pedagogical, educational and vocational skills should allow him to direct the process of teaching and learning in the workplace, a study was developed with the aim to measure the attitude of the tutors regarding dual training, identifying negative factors associated with the aptitude and attitude assumed.

  1. Eywords : Technological training, dual mode, attitudes, skills, tutor, work environment.
  2. INTRODUCCIÓN En el Ecuador se establece en el Régimen Académico del 2013 la modalidad de estudios o aprendizaje dual, es una propuesta académica innovadora, además busca que las ofertas académicas de la Instituciones de Educación Superior (IES) se alineen a los cambios de la matriz productiva, a los sectores estratégicos, actividades y productos priorizados y al Plan Nacional para el Buen Vivir.

Al fortalecer la participación de las empresas ecuatorianas en este proceso de modalidad dual se busca acortar la brecha que existe entre la desarticulada oferta académica de nivel técnico y tecnológico y el sector productivo del país. En la modalidad de estudio o aprendizaje dual los estudiantes, como parte del proceso de formación, transitan por dos entornos de aprendizaje: académico y laboral, revoluciona las formas tradicionales de enseñanza, desarticula la imagen del docente como única fuente de conocimiento e instaura un modelo más dinámico de aprendizaje.

Es desde este escenario en donde se analiza el rol del tutor en esta modalidad de formación, pues este debe desarrollar la capacidad de explicar objetiva y acertadamente la naturaleza de la actividad que los estudiantes desarrollarán en el entorno laboral, por tanto, en el desempeño de sus funciones ha de prepararse de manera sistemática y ha de tener dominio acerca de su labor para transmitir al estudiante no solo su saber, sino respeto y admiración por la profesión.

El tutor en la modalidad dual debe estar motivado para el desarrollo de sus funciones, debe poseer una actitud asertiva que le permita mediar entre la institución y la empresa y por otra parte debe poseer aptitudes pedagógicas, didácticas y profesionales que le permitan planificar las diferentes actividades formativas en el entorno laboral, en correspondencia con las posibilidades de los estudiantes y con las competencias que este debe adquirir, siempre bajo su responsabilidad directa.

DESARROLLO La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) en su documento La educación superior en el siglo XXI, líneas estratégicas de desarrollo, incluye el Programa Estratégico para el Desarrollo de la Educación Superior con énfasis en el desarrollo integral de los alumnos, sugiere que las Instituciones de Educación Superior (IES) pongan en marcha sistemas de tutoría para que los alumnos cuenten a lo largo de su formación con el consejo y el apoyo de un profesor preparado para tal fin,

Se destaca la necesidad de considerar a la actividad tutorial, dedicada a la atención individual y de pequeños grupos de estudiantes como una línea que impulse el enfoque educativo centrado en el aprendizaje del estudiante (ANUIES, 2001). La tutoría en las Instituciones de Educación Superior se entiende generalmente como una actividad permanente que requiere de una creciente participación de los docentes y que permite satisfacer la necesidad de centrar la atención de la institución y de sus profesores en los estudiantes a lo largo de su formación.

  • En la tarea de diseñar un perfil para el tutor se corre el peligro de diseñar un perfil idealizado o por otra parte que a los propios tutores les parezca tan irrealizables sus responsabilidades que en términos de actitud y aptitud, desistan.
  • Contraria a la posición anterior, algunos especialistas afirman que todo profesor es un tutor y que la tutoría incide en los aspectos del ambiente escolar que condicionan la actividad del estudiante y sus realizaciones de éxito o fracaso (Lázaro y Asensi, 1987).

El ejercicio de la tutoría recae en un profesor que asume como un guía del proceso formativo y que está permanentemente ligado a las actividades académicas de los alumnos bajo su tutela, su práctica puede ejercerse con diferentes propósitos. En este caso es conveniente recordar las palabras de Freire cuando dijo que enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su producción o su construcción.

Entonces, el tutor debe poseer habilidades y capacidades genéricas que le permitan ser un generador de procesos de aprendizaje en los diferentes momentos y situaciones que enfrente el alumno en su proceso formativo, sobre todo si se trata de un entorno fuera del ambiente del aula como lo es el entorno laboral.

En ese caso, el tutor debe poseer en su perfil profesional, los atributos que a continuación se indican (Molina, 2004): · Preparación sólida en el área disciplinar. · Motivación para desempeñarse en la actividad. · Capacidad creativa para resolver dudas o problemas.

  • · Actitudes positivas para guiar y orientar el aprendizaje independiente: · Estar actualizado en las áreas de tecnología y didáctica.
  • · Capacidad para promover el trabajo cooperativo de sus estudiantes.
  • · Capacidad para identificar dificultades de los alumnos en adquisición de aprendizajes.
  • · Capacidad para presentar situaciones didácticas que permitan la vinculación del conocimiento al contexto de la vida real.
You might be interested:  Tabla De Suma De Binarios?

Adicionalmente, el tutor en la modalidad de formación dual debe poseer habilidades de desempeño que le permitan favorecer el aprendizaje de los conocimientos, habilidades y actitudes propios de una formación especializada y colaborar de forma activa en el proceso de enseñanza-aprendizaje del profesional en formación, en un contexto laboral dado.

Sin embargo, poco se ha dicho al respecto y mucho se conoce de la situación real, desde el punto de vista aptitudinal y actitudinal, por la que transitan los principales actores del proceso de formación en el entorno laboral en las instituciones técnicas y tecnológicas y del cual no está exento el proceso de prácticas pre-profesionales de la universidades ecuatorianas y de muchos otros países latinoamericanos y caribeños.

La modalidad dual en la formación: mirada desde educación técnica y tecnológica en el Ecuador La formación tecnológica constituye en sí misma un proceso complejo que desde hace años es analizada por profesionales y docentes. Hay una constante búsqueda por desarrollar un currículum integrado que posibilite la articulación teoría-práctica como manera de favorecer el aprendizaje significativo.

El reglamento de Régimen Académico en el artículo 39 establece como modalidades de estudio o aprendizaje para las carreras y programas de las IES la presencial, semi-presencial, dual, en línea y a distancia. En el artículo 44 se define la modalidad dual como el aprendizaje del estudiante que se produce tanto en entornos institucionales educativos como en entornos laborales reales, virtuales y simulados, lo cual constituye el eje organizador del currículo, y su desarrollo supone además la gestión del aprendizaje práctico con tutorías profesionales y académicas integradas in situ, del estudiante en contextos y procesos de producción; para su implementación se requiere la existencia de convenios entre las lES y la institución que provee el entorno laboral de aprendizaje.

Es posible orientar la formación tecnológica hacia el perfil profesional que se exige en los discursos políticos y Ecuador lo necesita para transformar la matriz productiva, pero no existe el consenso de que sea la modalidad dual es el camino para llevarla a feliz término en las condiciones actuales del país.

Las siguientes reflexiones son evidencia de que no están dados todos los elementos que faciliten su implementación tal como lo dispone el Régimen Académico, sin buscar alternativas propias como la creación de empresas asociadas a los propios institutos tecnológicos y sus carreras. · A pesar de que la normativa es clara con respecto a la necesidad de que las entidades del sector productivo y de servicio se involucren en los procesos formativos persiste una alta resistencia a ello, incluso en las instituciones del sector público para la realización de prácticas pre-profesionales y pasantías.

· Sobre la aplicación del modelo de formación dual al que se refiere el ente regulador existen criterios contradictorios respecto a la viabilidad de su implementación dentro de la estructura empresarial ecuatoriana actual. Su funcionamiento demanda motivación, un alto compromiso y una elevada responsabilidad social empresarial para convertir modelos productivos en modelos articulados de producción y formación.

  • La modalidad dual como un proceso de formación en la que los estudiantes aprenden en el entorno académico y en el laboral rompe con las formas tradicionales de enseñanza, desarticula la imagen del docente como fuente de conocimiento, instaura un modelo más dinámico de aprendizaje.
  • Sin embargo para lograrlo se han de firmar convenios de cooperación con empresas del sector productivo público y privado con el objetivo de preparar a los estudiantes para enfrentar e ingresar de manera rápida y oportuna en el ámbito laboral, pero no se declara cuál sería la vía y la motivación intrínseca y extrínseca que posibilite la efectividad de la cooperación entre las empresas formadoras y las instituciones educativas.

En relación con la función del tutor los especialistas en el tema reconocen que las funciones de este actor pedagógico se relacionan con la ejecución de las condiciones del programa formativo genérico en el entorno laboral sin que participe de su determinación, es conocedor por excelencia de las condiciones tecnológicas del entorno empresarial y selecciona puestos formativos, asigna el programa de actividades y tareas relacionadas a un puesto de trabajo específico.

Estas últimas funciones se desarrollan de manera empírica por parte de los tutores de la modalidad dual, pues es escasa la inducción y familiarización que poseen con respecto a la acción tutorial en la modalidad dual y en la misma medida, con el programa de la carrera a la que pertenecen sus tutorados, bajo tales condiciones, la acción tutorial se ve afectada considerablemente.

Para llegar a la actual figura del tutor de la práctica laboral como antecedente del tutor para la formación en la modalidad dual se ha transitado por un período de evolución y transformaciones innovativas asociadas a la asistencia más que a la formación en sí misma, en un determinado campo del conocimiento.

Lo lógico y deseable para un tutor en la modalidad de formación dual es que sea capaz de explicar objetiva la naturaleza de la actividad que los estudiantes desarrollarán en el entorno laboral.En el desempeño de sus funciones debe prepararse y tener dominio de su labor para transmitir al estudiante su saber, respeto y admiración por la profesión.

El tutor debe estar motivado para el desarrollo de sus funciones, poseer actitud para el empeño y aptitud para planificar las diferentes actividades formativas en el entorno laboral en correspondencia con las posibilidades de los estudiantes bajo su responsabilidad.

La actitud y aptitud de docentes-tutores en implementación de la modalidad dual El tutor de la práctica laboral asume doble rol en su desempeño, se convierte en facilitador del proceso docente educativo, lo dirige con determinados objetivos instructivos y educativos en función del modelo del profesional de que se trate, para esto es fundamental la realización de actividades concretas y una adecuada comunicación y ejemplo personal.

En esto incide también la actitud del tutor. Teniendo en cuenta lo anterior, no solo la aptitud sino también la propia actitud del docente pueden constituir barreras lógicas para implementar la formación dual. El sistema educativo del nivel superior se ha movido con una acelerada velocidad en la experimentación entre los diversos modelos formativos que reconoce la literatura científica pedagógica.

En este sentido se ha elaborado por los autores de esta investigación un instrumento, a partir de los resultados del grupo de discusión; permite medir la actitud de los tutores con respecto a la formación dual, así como definir los factores asociados a la actitud asumida. Se aplicó un cuestionario con el objetivo de diagnosticar el trabajo realizado por los docentes en el entorno laboral para mejorar la formación en este espacio docente.

Se aplicaron ambos instrumentos a la totalidad de profesores del ITB (113) lo que garantiza la no existencia sesgo en aparejado a las inferencias que se genera del trabajo desde una muestra. Los resultados fueron procesados en el SPSS, se obtuvo el resultado de la tabla 1,

La tabla refleja que en todas las variables solicitadas a los docentes los mayores valores y sus respectivos por cientos se encuentran en las primeras medidas de la variables, es decir, “no me reúno con él” y “1 o menos a las semana”, con 38,43 veces marcados por el total de profesores, lo que representa un 34,01% y 42,14 veces para un 37,29%, respectivamente, es decir, las sumas de estas dos categorías representan más de un 70% de las respuestas.

Estas son las cualidades de menor peso y su significado es desventajoso en el proceso de enseñanza aprendizaje, pues los mismos docentes reconocen la no relación con el entorno, los problemas prácticos no son reales, no dominan métodos didácticos; al final exhibe un resultado desfavorable de la labor que debe hacer un profesor en esta actividad docente.

  1. En la figura 1 se observa que la mediana es 2 en todos los casos, el grueso de los valores se agrupa a su alrededor, moviéndose entre la cualidad 1 y 3, o lo que es lo mismo, en aquellas donde los profesores muestran sus mayores falencias en el proceso de enseñanza aprendizaje.
  2. Se puede inferir del mismo, que el más afectado es el relacionado con el diseño de evaluación en el ambiente laboral, lo cual expresa el trabajo que debe desempeñarse en ese frente por encima del resto.

El cuestionario mide la actitud de los tutores para enfrentar el cambio de modelo y la introducción de la formación dual como eje central en la formación del técnico y el tecnólogo en el Ecuador. El conocimiento de la actitud de los tutores hacia esta necesidad que impone el Reglamento de Régimen Académico puede contribuir a definir las principales barreras que impedirían establecer una relación formativa eficaz combinando la docencia en el aula y la formación práctica en el entorno laboral y con ello impediría mejorar la profesionalización del tutor en función del cumplimiento de dicha demanda.

El cuestionario resultante incluye ítems que cubren los aspectos de las actitudes, aptitudes del tutor y las principales barreras que afectan o inciden en la calidad del desempeño de este en el entorno formativo laboral de los estudiantes. La puntuación alta refleja actitudes docentes positivas del tutor hacia la tutoría y la no identificación consciente de barreras o dificultades relacionadas a ese ítem.

Se opta por determinar la puntuación total obtenida por cada tutor al sumar las puntuaciones de los ítems. La tabla 2 muestra que los puntajes más elevados se encuentran en las cualidades nunca y pocas veces, esta última resultó ser la mediana del conjunto, entre ambas está reflejado más del 66% de las respuestas.

Este resultado explica que los docentes no tienen claro la importancia de la docencia en el entorno laboral y no aprovechan los aprendizajes que en él se propician. La figura 2 refleja que el valor de la mediana es 2 y que las variables con los puntajes más deficitarios fueron la implicación activa en la formación del estudiante y el sentirse capacitado para hacer críticas constructivas.

Esto expresa que si el profesor no se implica en la formación del estudiante y además no está capacitado para hacer críticas constructivas los resultados del estudiante serán bajo, lo cual está en contra de la misión que persigue el ITB. Los resultados evidenciados en la tabla 3 expresan que las categorías más bajas, es decir, bajo y poco, son las de mayores puntuaciones donde entre ambas alcanzan un 67%, es “poco” la mediana de este conjunto de resultados.

  • En la figura 3 se aprecia que la mediana es 2 para todas las variables o lo que es lo mismo “poco”.
  • Las de menor puntuación son la actualización en la TIC, realización como tutor en el entorno laboral y las opiniones tenidas en cuenta en el ambiente laboral como tutor.
  • Con este déficit de no sentirse implicado como tutor y no ser escuchado en su actividad en el entorno laboral sumado con la poca utilización de la TIC los docentes no pueden desarrollar un proceso de enseñanza aprendizaje en la modalidad dual que logre la formación de un profesional competente, comprometido con país.
You might be interested:  Que Es El Magnesio En La Tabla Periodica?

CONCLUSIONES El tutor de prácticas pre-profesionales no está preparado pedagógica ni didácticamente para asumir el reto de la formación en la modalidad dual. La relación que generalmente se establece entre el estudiante y su tutor de prácticas en la actualidad es una relación vertical y unidireccional, el estudiante asume una posición inferior por su falta de conocimientos y experiencia para relacionar la teoría con la práctica, el tutor es quien posee el saber para poder actuar.

  • Según el propio tutor la actuación del estudiante se limita a las estrictas indicaciones de este, repitiendo irreflexivamente cada paso, de las técnicas a realizar o tecnologías a aplicar en las complejas situaciones que pueden presentarse en el entorno laboral.
  • La formación en el entorno laboral tiende a tener marcado carácter conductista, tiene como protagonista al tutor experto, quien posee conocimiento, experiencia y prácticamente todas las respuestas a las preguntas que puedan surgir en el alumno en el proceso de formación relacionado con el entorno laboral y que se encuentra muy distante de lo que se necesita lograr con la modalidad dual que sugiere el Reglamento de Régimen Académico.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior. (2001). Programas Institucionales de Tutoría. Una propuesta de la ANUIES para su organización y funcionamiento en las instituciones de educación superior.

México. Lázaro, A., & Asensi, J. (1987). Manual de Orientación Escolar y Tutoría. Madrid: Narcea. Molina Avilés, M. (2004). La tutoría, una estrategia para mejorar la calidad de la educación superior. Recibido: Diciembre de 2015. Aprobado: Febrero de 2016. MSc. Segunda Elena Tolozano Benites E-mail: [email protected] Dra.C.

Lidia Mercedes Lara Díaz E-mail: [email protected] S imón Alberto Illescas Prieto E-mail: [email protected]

¿Qué es una tutoría ejemplos?

Tutoría Grupal Tutoría Grupal de Inicio Es la tutoría que brinda el Coordinador de Carrera o profesor de la asignatura que corresponda según el PE, para integrar al estudiante a la comunidad universitaria. Tutoría Grupal de Egreso Es la tutoría de que el Coordinador de Carrera otorga para orientar al estudiante en su egreso de la vida universitaria al campo laboral.

Tutoría Individual Tutoría de Acompañamiento (por asignación) Tipo de tutoría que brindan los docentes-tutores a pequeños grupos de estudiantes a fin de acompañarlos en su trayectoria. Tutoría individual especializada Tutoría en Formación Temprana en la Investigación (por asignación) Este tipo de tutoría contempla la integración de estudiantes que tienen las habilidades y el interés por la investigación, así como su formación en la producción del conocimiento.

Tutoría en Formación Humana (por canalización) Consiste en brindar apoyo psicológico a los estudiantes que enfrentan situaciones conflictivas y que requieren de acompañamiento especializado para resolverlas. Tutoría en Apoyo Académico (por canalización) Esta tutoría atiende a estudiantes con problemas académicos específicos o de otra índole.

¿Cuáles son los 3 tipos de tutela?

Por su origen, la tutela puede ser de tres clases: a) testamentaria, aquella que tiene su origen en la designación hecha por los padres en testamento; b) legítima, cuando la delación es hecha por la ley; y, c) dativa, cuando el llamamiento lo hace la autoridad judicial.

¿Cuántos tutores legales puede tener una persona?

Artículo 456. El tutor y el curador pueden desempeñar, respectivamente, la tutela o la curatela hasta de tres incapaces. Si éstos son hermanos, o son coherederos o legatarios de la misma persona, puede nombrarse un solo tutor y un curador a todos ellos, aunque sean más de tres.

¿Quien cuida al tutor?

– El Juez de lo Familiar del domicilio del incapacitado, y si no lo hubiere, el juez menor, cuidará provisionalmente de la persona y bienes del incapacitado, hasta que se nombre tutor.

¿Qué significa ser tutor legal de una persona?

La persona que se encarga del cuidado de un menor de edad (a falta de los progenitores o no estando bajo su patria potestad) y de sus bienes, se denomina tutor legal. Es decir, el tutor legal llevará a cabo las funciones correspondientes a la tutela.

¿Qué es Tutorar a una persona?

Otro comentario – También con frecuencia oímos en medicina la palabra «tutor», para referirse a la colocación de un aditamento para rectificar una anomalía -generalmente asociado a la luz de un conducto, como la vía biliar-, y que es realizado mediante un proceder médico-quirúrgico.

  • Ahora bien, ¿qué es un tutor? Según el diccionario, «tutor, ra» -del latín tutor, -ōris-, se emplea para designar a la persona que ejerce la tutela o la encargada de orientar a los alumnos de un curso o asignatura.
  • También encontramos las siguientes acepciones, defensor, protector o director en cualquier línea; persona que ejerce las funciones señaladas por la legislación antigua al curador; profesor privado que se encargaba de la educación general de los hijos de una familia; caña o estaca que se clava al pie de una planta para mantenerla derecha en su crecimiento.

Relacionada con esta palabra encontramos también «tutoría», que es empleado para denominar el cargo de tutor, tutela o autoridad del tutor.

¿Cuándo se realiza el tutorado?

¿Cómo implementar un cultivo tutorado? Este se debe realizar cuando la hortaliza alcance los 15 cm. de altura aproximadamente o cuando el tallo se empiece a encorvar o ladear por el peso de la planta.

¿Cómo se hace el tutorado?

Tipos de tutorados – Existen muchas técnicas de tutorado de plantas. Su uso dependerá del tipo de cultivo que tenga, del espacio con el que se cuente, el fruto o la flor de la planta y hasta del agricultor o jardinero encargado.

Según el artículo ‘Tutorado de plantas’ del portal Cosas de Jardinería, estos son algunos de los tipos de tutorado más populares:Es uno de los tipos de tutorado más comunes, que puede ser empleado para plantas como maracuyá, habichuelas, granadillas, entre otros.Para realizarlo se debe enterrar un soporte a unos 10 centímetros aproximadamente de la siembra de la planta y sujetarla a la caña con un hilo.

Este tipo de tutorado de plantas es ideal para aquellas zonas en donde corren fuertes vientos. Consiste en colocar dos soportes por cada planta, dejándola en el medio y uniendo los soportes en sus puntas. Esto debe realizarlo entre 1.5 a 2 metros de distancia a la siembra de la planta, de acuerdo con las necesidades de cada cultivo.