Tabla De Frecuencia De Consumo De Alimentos Pdf?

16.06.2023 0 Comments

Tabla De Frecuencia De Consumo De Alimentos Pdf

¿Cómo medir la frecuencia de consumo de alimentos?

ORIGINAL Diseño de un cuestionario de frecuencia para evaluar ingesta alimentaria en la Universidad de Antioquía, Colombia Development of questionnaire to assess food intake in the University of Antioquia, Colombia J.M. a Monsalve Álvarez y L.I. González Zapata Universidad de Antioquia. Grupo de Investigación: Determinantes Sociales y Económicos del Estado de Salud y Nutrición. Antioquía. Colombia. Los autores agradecen a la Escuela de Nutrición y Dietética por la financiación del estudio Dirección para correspondencia RESUMEN Objetivo: Diseñar un cuestionario de frecuencia de ingesta alimentaria (CFIA) semicuantitativo y autoreportado para valorar la ingesta usual de alimentos y macronutrientes en lacomunidad académica de la Universidad de Antioquia (UdeA). Metodología: El diseño del cuestionario se realizó a partir de la revisión y el análisis de estudios de ingesta previos y de los lineamientos establecidos para la venta de productos alimentarios en la UdeA. Para la selección de los alimentos y la definición del tamaño de porción, se aplicó el criterio de patrón de ingesta y el peso o tamaño de porción de mayor frecuencia por cada alimento según lo reportado en estudios previos. Con el CFIA se realizó un estudio descriptivo exploratorio con 154 personas de la UdeA. El análisis incluyó la comprensión, aplicabilidad y exhaustividad del instrumento para los participantes, así como el cálculo de medidas descriptivas en el componente exploratorio. Resultados: Un CFIA semicuantitativo compuesto por 144 alimentos clasificados en 9 grupos, con tamaños de porción reconocidos por la población y con 9 categorías de opciones de frecuencia de ingesta usual en el último año. El estudio exploratorio evidenció diferencias en el patrón de ingesta en los grupos poblacionales analizados. Conclusión: El CFIA diseñado fue adecuado para la población objeto de estudio, dado que fue de fácil comprensión y aplicación y permitió valorar la ingesta usual de la comunidad de la UdeA. Palabras clave: Diseño de cuestionario de frecuencia. Ingesta alimentaria. Lista de alimentos. Método de evaluación de consumo. ABSTRACT Objective: To design a self-reported semi-quantitative questionnaire of frequency of food intake (QFFI) to assess the usual intake of foods and macronutrients of the academic community from the University of Antioquia (UoA). Methodology: The design of the questionnaire was done by reviewing and analyzing previous studies on food intake and the established linings for the selling of dietary products at the UoA. For selecting the foods and defining the serving size, we applied the criterion of intake pattern and the weight or size of the most frequent serving for each food, according to what has been reported in previous studies. We undertook a descriptive exploratory study with the QFFI including 154 people of the UoA. The analysis included the comprehension, applicability and comprehensiveness of the instrument for the participants, as well as the calculation of the descriptive parameters in the exploratory component. Results: A semi-quantitative QFFI compounded by 144 foods classified in 9 groups with serving sizes known by the population and 9 categories of frequencies of usual intake within the last year. The exploratory study showed differences in the pattern of intake in the population groups analyzed. Conclusion: The designed QFFI was adequate for the study population since it was easily understood and administered, and it allowed for assessing the usual intake in the community of the UoA. Key words: Design frequency questionnaire. Dietary intake. Food list. Evaluation methods of intake. Abreviaturas CFIA: Cuestionario de frecuencia de ingesta alimentaria. UdeA: Universidad de Antioquia. ENSIN: Encuesta Nacional de la Situación Nutricional. Introducción La ingesta alimentaria, es una de las variables más complejas en su medición, dado la variación intra y entre sujetos, sin embargo en las últimas dos décadas los avances en diferentes métodos de evaluación son importantes, pues cada vez la evidencia es más contundente respecto a la relación entre dieta-enfermedad, y dieta-condiciones socioeconómicas. Los métodos más usados en estudios poblacionales que consideran la medición de la ingesta alimentaria, son el registro diario de alimentos, el recordatorio de 24 horas y el cuestionario de frecuencia de ingesta alimentaria (CFIA); la elección del diseño apropiado, depende de los objetivos, del tipo de estudio y del presupuesto disponible 1-5, El diseño de un CFIA para la comunidad de la Universidad de Antioquia (UdeA), da respuesta al componente de evaluación de ingesta de la cohorte MESPYN (Medellín, Salud Pública y Nutrición), la cual tiene como objetivo explorar los determinantes sociales y económicos del estado nutricional y de salud entre estudiantes, profesores y empleados de la Universidad de Antioquia durante 10 años. Para cumplir este objetivo se debe establecer las posibles diferencias en ingesta de alimentos y de nutrientes entre los grupos de individuos e identificar las tendencias a través del tiempo, por lo tanto se requiere un método que indague por ingesta usual. La mayoría de estudios de cohorte 6-9 coinciden en estimar la ingesta usual de alimentos a partir del (CFIA), porque suministra información de alimentos que son ingeridos comúnmente por un tiempo determinado, permite la clasificación de individuos según ingesta, identifica cambios a través del tiempo, permite incluir preguntas abiertas, es de fácil aplicación y debajo costo. Su origen data desde 1947 con la lista de alimentos de la historia dietética desarrollada por Burke 10, durante la década de los 50 hasta los 70, Stephany y Trulson y otros, desarrollaron estudios con cuestionarios de frecuencia que discriminaban la dieta según grupos de población y hallaron correlación entre los pesos de algunos alimentos del cuestionario y de registro diario de alimentos. A partir de los 90, Gladys Block y Walter Willet han sido los investigadores de mayor referencia para los CFIA, el primero cuantitativo y el segundo semicuantitativo 11, Mientras los CFIA cuantitativos requieren ayudas visuales y el diligenciamiento por parte de un entrevistador para indagar el peso del alimento, los CFIA semicuantitativos incluyen en el cuestionario el tamaño de porción, por lo tanto no requiere ayudas visuales y puede ser autoreportado, su uso es limitado para individuos de bajo nivel educativo, en niños y ancianos 10,12 Por las características del CFIA semicuantitativo es el método más acorde a las necesidades de la Cohorte MESPYN, tal como se planteó anteriormente. La construcción del CFIA semicuantitativo incluye tres aspectos básicos: la selección de alimentos, la definición del peso de cada uno de ellos, y la frecuencia de ingesta alimentaria. Los dos primeros pueden partir de estudios previos de ingesta que utilicen preguntas abiertas como el registro diario y el recordatorio de 24 horas, que suministran información de alimentos de mayor ingesta y los tamaños de porción de mayor frecuencia. La lista de alimentos en este caso es amplia, dado que es para evaluar energía y macronutrientes 2,10, Respecto a la frecuencia, es la que permite identificar la ingesta usual en un tiempo determinado que puede ser variable, depende del factor dietético estudiado, a través de diferentes categorías de frecuencia de ingesta, desde consumo diario, semanal y mensual. En Colombia, la Universidad Industrial Santander, ha desarrollado estudios para la construcción de CFIA discriminante para hierro y alcohol en la población de Bucaramanga 13-15, pero no se han tenido experiencias de CFIA para evaluar ingesta total, y dado la importancia cada vez mayor de tener métodos propios, adaptados a los hábitos alimentarios de las poblaciones de diferentes condiciones socioeconómicas, es necesario para el país avanzar en dichos temas. Desde la nutrición pública, esta investigación se constituye en un elemento fundamental para el desarrollo de políticas alimentarias y nutricionales, profundizar en la situación alimentaria y nutricional de la población en relación a las condiciones de salud, sociales, económicas y culturales que inciden en el estado nutricional, y establecer programas efectivos desde la promoción de la salud. El objetivo de este estudio es diseñar un CFIA semicuantitativo y autoreportado para evaluar la ingesta usual de alimentos y macronutrientes en la comunidad académica de la UdeA y explorar su aplicación en estudiantes profesores y empleados para identificar posibles diferencias en la ingesta. Métodos Diseño del cuestionario Selección de alimentos La selección de alimentos se realizó a partir de la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSIN) 2005 17, del Perfil alimentario y Nutricional de Antioquia 16 y de la lista de alimentos y preparaciones autorizado por la UdeA para la venta al interior del campus. De la base de datos de la ENSIN 2005 se filtró los alimentos reportados por la población Antioqueña entre 15 y 60 años, de estos alimentos fueron elegidos aquellos que cumplieron con el criterio de patrón de ingesta según la definición de Morón y Viteri (alimentos consumidos por el 30% o más de la población con una frecuencia semanal) 18, este criterio se aplicó tanto en alimentos como en grupos de alimentos. Del estudio del Perfil, fueron incluidos los alimentos establecidos como patrón de ingesta. Definición del tamaño de porción El tamaño de porción para cada alimento se calculó teniendo en cuenta los pesos y medidas codificados en la ENSIN 17 ; la unidad de medida de mayor frecuencia de ingesta por alimento se asumió como tamaño de referencia en el diseño del CFIA. En el caso de algunas preparaciones regionales tipo empanadas, pasteles y bebidas, los tamaños de porción se determino con base a la reglamentación de la UdeA sobre pesos y medidas de los alimentos para el servicio de cafeterías al interior del campus universitario. Además de la lista de alimentos, se incluyó preguntas abiertas para identificar posibles alimentos y suplementos alimentarios que no estuvieran contemplados en la lista. Frecuencia de alimentos A partir de la revisión para identificar las categorías de frecuencia más usadas en estudios de cohorte en población similar a las de este estudio. Igualmente se indagó respecto al tiempo para calcular la ingesta promedio, pues este puede ser de meses o años según el factor dietético objeto de estudio. Aplicación del cuestionario Selección de sujetos Un total de 154 personas participó en el estudio: 51 profesores, 48 empleados y 55 estudiantes. El personal docente y administrativo fueron seleccionados mediante muestreo aleatorio simple a partir de los listados suministrados por la Oficina de Relaciones Laborales de la UdeA, mientras que la población estudiantil fue establecida en forma directa y aleatoria por el Departamento de Admisiones y Registros de la UdeA. Variables incluidas en el estudio De ingesta: cantidad y frecuencia de cada uno de los alimentos; variables sociodemográficas: lugar de residencia, sexo, edad; variables socioeconómicas: estratosocio económico (SE) de la vivienda (estrato bajo: 1 y 2, estrato medio: 3 y 4, y estrato alto: 5 y 6), ingresos familiares en el último mes expresado en salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV) (para el 2010: 515.000 pesos colombianos o 257 dólares), tipo de vínculo con la Universidad (estudiantes; profesores: vinculados y ocasionales; y empleados: trabajador oficial calificado y no calificado, administrativos de libre nombramiento, de carrera, temporal y provisional). Recolección de datos La recolección de los datos fue realizada por estudiantes del sexto semestre de nutrición y dietética de la UdeA, capacitados, estandarizados y con guía escrita. Los datos sociodemográficos fueron recolectados a partir de una encuesta dirigida. Cada participante se contacto vía telefónica y se programó una cita en su lugar de trabajo o de estudio. Posterior al diligenciamiento de la encuesta sociodemográfica, el participante rellenó el CFIA. El encuestador permaneció en el sitio atento a las posibles inquietudes. Análisis de los datos El análisis de la ingesta de alimentos se hizo teniendo encuenta el patrón de ingesta según definición de Morón y Viteri 18 ; estimación de ingesta de energía y macronutrientes por día 10, Para las variables de ingesta se utilizó la estadística descriptiva, la distribución percentilar y la prueba de Kruskal Wallis y la U de Mann-Whitney (previa aplicación del test Kolmogorov-Smirnov). El nivel de significación para todas las pruebas fue p < 0,05. Se empleó el programa SPSS versión 17 para Windows 19, Conversión de alimentos a nutrientes La frecuencia de cada alimento que reportó los participantes, se transformó a una unidad común de número de veces día. A continuación se multiplicó este resultado por el peso de cada alimento contemplado en el CFIA, así se obtuvo la cantidad del alimento ingerido por día. Por último, el valor energético y de macronutrientes fue estimado mediante el programa Evaluación de Consumo de Alimentos (ECA) de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UdeA 20, Consideraciones éticas Este estudio no empleo métodos invasivos, de intervención o modificación intencionada de las variables biológicas, fisiológicas, sicológicas o sociales de los individuos participantes, por lo tanto, se considera una investigación sin riesgo, según la declaración de Helsinki II y la Resolución 008430 de 1993 del Ministerio de Salud 23, Se obtuvo el consentimiento verbal de los participantes. Resultados Diseño del cuestionario De la base de datos de la ENSIN 2005, para Antioquia se obtuvo un total de 372 alimentos, de los cuales fueron seleccionados los que cumplieron el criterio de patrón de ingesta, algunos fueron incluidos por el grupo de alimentos o por modificaciones en su contenido nutricional. Se verificó que en esta lista los alimentos que según el perfil estuvieron disponibles para una semana en más del 30% de los hogares de Antioquia. También se agregaron algunas preparaciones propias de la cultura alimentaria local y que son vendidas al interior de la UdeA, como los pasteles de pollo, de jamón con queso, pan de queso, buñuelo, papas rellenas, panzerotti, entre otros. Algunos alimentos incluidos son: Lácteos : leche de vaca entera, yogurt, cuajada. Huevos, carnes y pescados : pollo con piel, carne de res, carne de cerdo, chicharrón, hígado, chorizo, salchichón, salmón, pescados enlatados en agua y pescados enlatados en aceite. Verduras y hortalizas : coliflor, tomate rojo, zanahoria, pepino. Frutas : naranja, banano, uvas, mango. Leguminosas, cereales, tubérculos y plátanos : lentejas, frijol, arepa tela, arroz blanco, cereales tipo zucaritas, galletas de sal, plátano, papa, yuca, pan de queso, buñuelo, empanada, pastel de pollo, papa rellena, panzerotti. Grasas y aceites : margarinas y aceites vegetales. Dulces y postres : bocadillo, leche condensada, chocolatina. Miscelánea : Salsa de tomate, condimentos. Bebidas : gaseosa, cerveza, energizantes ( tabla I ). Con relación al tamaño de porciones, la fuente para este estudio, (ENSIN 2005), empleó el recordatorio de 24 horas con fotografías de utensilios de servida y modelos tridimensionales para identificar el tamaño de porción, cada uno de estos está codificado para cada alimento con su respectivo peso. Las personas que participaron en la ENSIN 2005, seleccionaron el tamaño de porción de cada alimento que refirieron ingerir. Para nuestro estudio se retoma estos datos y se eligió el tamaño de porción de mayor frecuencia, es decir el que más se repitió por cada alimento, dando como resultado el cuestionario semicuantitativo. Respecto a la frecuencia, se definió 9 categorías que permitió la desagregación de la frecuencia de ingesta de alimentos así: nunca, al mes 1-3 veces, a la semana: 1, 2-4, 5-6; al día: 1, 2-3, 4-6 y +6. El tiempo establecido para definir la ingesta usual fue de un año. Finalmente el CFIA semicuantitativo contempló 144 ítems clasificados en 9 grupos de alimentos, con 9 categorías de frecuencia, que permite conocer la ingesta usual en el último año. Al final del cuestionario se agregaron 6 casillas más, 3 para alimentos no contemplados en la lista y 3 para suplementos alimentarios. Aplicación del cuestionario Se entregó el cuestionario a 154 personas entre estudiantes (36%), profesores (33%) y empleados (31%), de ambos sexos, con edades entre 15 y 64 años, adscritos a los distintos programas académicos de la UdeA. Las características sociodemográficas y económicas se observan en la tabla II, Las dificultades observadas para diligenciar el cuestionario autoreportado fueron: Confusión en cuanto al cálculo en la ingesta de algunos ítems, algunas personas presentaron dificultad para leer bien aún cuando tenían anteojos, otros manifestaron pereza para completar el cuestionario y dejaron espacios en blanco, hubo mayor disponibilidad de estudiantes que de profesores y empleados. En total se obtuvieron 139 (90%) cuestionarios con todos los ítems marcados en el momento de la recolección del dato y 15 de ellos se completaron posteriormente por vía telefónica. Ingesta de alimentos Entre los suplementos y alimentos agregados en las preguntas abiertas se halló que algunos participantes consumen semanalmente omega 3 (17%), calcio (8,2%), leche deslactosada (7%), té (7%), Kola granulada y vitamina C (5,6%), mazamorra (2%) y dulces light (1,3%). Respecto al patrón de ingesta, se halló que los estudiantes incluyen un mayor número de alimentos (77), comparado con empleados (73) y profesores (67), representados en alimentos del grupo de dulces y postres (Arequipe, bocadillo), carnes frías (mortadela, salchichón) y alimentos fritos como la empanada, el buñuelo y el pastel de pollo. En conjunto, el grupo de las frutas y las verduras tuvo un comportamiento similar en número de alimentos entre los encuestados, aunque al interior de los grupos de participantes se encontró diferencias, por ejemplo: la uva, el champiñón, el brócoli, la coliflor son parte del patrón de ingesta sólo entre profesores y empleados. (En la tabla III se observa las diferencias según vinculo de algunos alimentos). Diferencias según ingesta de energía y macronutrientes La estimación de ingesta diaria de energía, proteínas, grasas, carbohidratos y fibra, no presentó diferencias por sexo, vinculo con la universidad, ni por ingresos (p > 0,05). La ingesta de colesterol fue mayor en estudiantes que en profesores (p = 0,001) y empleados (p = 0,009) ( tabla IV ). Discusión El aporte fundamental de este estudio, es un instrumento para valorar ingesta de alimentos en la población universitaria de la UdeA, ajustado a sus características culturales, sociales y económicas, que permite establecer diferencias alimentarias, de energía y de macronutrientes según condiciones socioeconómicas. El método elegido, el CFIA semicuantitativo y autoreportado, representa un aporte para los estudios que contemplen la ingesta alimentaria como variable, ya sea para determinar patrón de ingesta o para identificar ingesta usual de nutrientes en el último año, además es un método de fácil aplicación y de bajo costo. En este sentido, dos revisiones realizadas respecto a las características de los CFIA que se han validado en las dos últimas décadas 24,25, coinciden en que los métodos semicuantitativos y autoreportados logran mejores resultados en la validación cuando son aplicados apersonas adultas y con un nivel educativo mínimo de básica secundaria, tal como ocurre en la población de interés de este estudio. La metodología aplicada para la construcción del CFIA combina dos modelos diferentes que han sido la pauta para la mayoría de los estudios de ingesta con CFIA, en primer lugar, la selección de alimentos de estudios de ingesta previos con preguntas abiertas, trabajado por Gladys Block 26-27,y en segundo lugar, el uso de los tamaños de porción incluidos en el cuestionario y la frecuencia de nueve categorías, propuesto por Walter Willet 10, esta combinación permite obtener un instrumento más versátil y ajustado a las necesidades de la cohorte MESPYN como son valorar diferencias en la ingesta de alimentos, energía y macronutrientes según condiciones socioeconómicas y valorar los cambios a través del tiempo en una cohorte universitaria. De otro lado, contemplar en el cuestionario preguntas abiertas, como agregar alimentos no especificados en la lista, verifica que la lista de alimentos del CFIA incluye los alimentos mas usualmente consumidos por la población participante. Estos resultados contrarrestan una de las principales desventajas encontradas en algunos textos científicos respecto a los CFIA que pueden ser excluyentes por ser un método con preguntas cerradas 5,28, Además para la cohorte MESPYN es fundamental contemplar preguntas abiertas dado que es de su interés monitorear los cambios en ingesta a través del tiempo. Con relación a los resultados del estudio exploratorio, sugiere que existen diferencias en la ingesta, según el tipo de vínculo con la Universidad, el ingreso y el estrato socioeconómico de la vivienda. Las personas que se enfrentan a condiciones socioeconómicas desfavorables, en este caso los estudiantes, suelen ingerir alimentos de mayor densidad calórica, como: frituras (buñuelo, empanada, pastel de pollo), carnes frías, alimentos pertenecientes al grupo de dulces y postres, lo que se traduce en una mayor ingesta de calorías, carbohidratos y colesterol; mientras que los profesores y empleados que gozan de mejores ingresos y una estratificación socioeconómica media alta de la vivienda de residencia, consumen alimentos de mejor calidad como el aceite de oliva, pan integral y champiñones. Estos hallazgos pueden explicarse desde la teoría de los determinantes sociales de las inequidades en salud, donde el análisis de la ingesta según condiciones del entorno muestra que las comunidades pobres tienen menos capacidad para alimentarse bien, accediendo a alimentos pocos nutritivos y de alto contenido calórico 29, También puede interpretarse a partir de la transición nutricional, donde aspectos como la globalización, que aumenta la oferta de alimentos con alta densidad calórica y bajo costo, y el tener mayores ingresos, han llevado a que las comunidades cambien sus patrones de ingesta, reflejado en el aumento de consumo de energía a expensas de proteínas de origen animal y grasas, mientras que las poblaciones de escasos recursos acceden a alimentos procesados, de alta densidad calórica y bajo valor nutritivo 30-34, El estudio mostró un patrón de ingesta que supera los 65 alimentos con una gran variedad al interior de cada grupo, especialmente en el grupo de frutas y verduras, contrario a lo señalado en estudios anteriores, de América Latina, Colombia y Antioquia 16,17,35,36, en los cuales, a través de hojas de balance, encuestas familiares y recordatorios de 24 horas, los alimentos que cumplieron con el criterio de patrón de ingesta, fueron inferiores a 40 y con poca variedad en el grupo de frutas y verduras. Esta diferencia podría explicarse desde los efectos de la urbanización y la industrialización, la inserción de la mujer al mercado laboral y académico, las largas jornadas laborales, entre otros, factores que contribuyen a que las personas ingieran alimentos por fuera de sus hogares y que sugiere la necesidad de complementar la evaluación de ingesta en diferentes ámbitos como el familiar y el individual. Finalmente, es posible concluir que este estudio permitió profundizar y avanzar en el diseño y aplicación del CFIA semicuantitativo y autoreportado como método para medir ingesta. El proceso de diseño si bien es la parte compleja del CFIA permitió posteriormente obtener un instrumento de fácil aplicación, de bajo costo y que refleja las características sociales y culturales de la población. Sus características semicuantitativo y autoreportado lo hacen más versátil en el momento de la aplicación. Es útil en estudios donde requieran estimar la ingesta usual de energía y nutrientes en población adulta con un nivel educativo medio. Las dificultades evidenciadas en la aplicación, no impidieron el desarrollo del estudio, pero si hay aspectos que pueden mejorarse, como incluir en el instructivo el tiempo promedio requerido, los elementos mínimos para su relleno (regla, anteojos), la necesidad de un espacio cómodo e iluminado. El gran reto que deja el estudio es desarrollar los procesos de validación tanto interna como externa, que permita ser un instrumento que pueda ser utilizado en otros estudios con poblaciones que tengan características similares. Agradecimientos Los autores agradecen a Jorge Mario Correa por su apoyo incondicional, a los profesores Pedro Monterrey, Alejandro Estrada y Diana Sepúlveda por sus valiosos aportes. Referencias 1. Dodd K, Guenther P, Freedman L, Subar A, Kipnis V. Statistical methods for estimating usual intake of nutrients and food: a review of the theory. J Am Diet Assoc 2006; 106: 1640-1650.2. Martin J, Gorgojo L. Valoración de la ingesta alimentaria a nivel poblacional mediante cuestionarios individuales: Sombras y luces metodológicas. Rev Esp Salud Pública 2007: 507-518.3. Manjarrés LM. Métodos para precisar la recolección de la ingesta alimentaria en estudios poblacionales. Perspectivas en nutrición humana 2007; 155-163.4. Gibson RS. Principles of Nutritional Assessment. New York: Oxford University Press, 1990.5. INCAP. Manual de Instrumentos de Evaluación Dietética. Publicación INCAP No.16. Publicación INCAP MDE/156. Guatemala. Centro América.2006.6. Jain MG, Rohan TE, Soskolne CL, Kreiger N. Calibration of the dietary questionnaire for the Canadian Study of Diet, Lifestyle and Health cohort. Public Health Nutrition 2002: 79-86.7. González C, Navarro C, Martínez C, Quirós J, Dorronsoro M, Barricarte A ea. El Estudio Prospectivo Europeo Sobre Cáncer y Nutrición (EPIC). Rev Esp Salud Pública 2004: 167-176.8. Frank B, Rimm E, Smith S, Feskanich D, Stampfer M, Willett W et al. Reproducibility and validity of dietary patterns assessed with a food-frequency questionnaire 1-3. Am J Clin Nutr 1999; 69: 243-250.9. Martin J, Boyle P, Gorgojo L, Maisonneuve P, Fernandez JC et al. Development and validation of a food frequency questionnaire in Spain. Int J Epidemiol 1993; 22 (3): 512-519.10. Willett W. Food Frequency Methods. In: Nutritional Epidemiology. New York: Oxford University Press; 1990, pp.75-100.11. Subar A, Thompson F, Kipnis V, Midthune D, Hurwitz P, McNutt S et al. Comparative Validation of the Block, Willett, and National Cancer Institute Food Frequency Questionnaires The Eating at America’s Table Study. American. Journal of Epidemiology 2001; 154 (12): 1089-1099.12. Gorgojo L, Martin J. Cuestionario de Frecuencia de Consumo Alimentario. In: Serra Ll, JA, editors. Nutrición y salud pública. Métodos, bases científicas y aplicaciones.2. a ed. Barcelona: Masson; 2006, pp.178-183.13. Herrán OF, Gamboa D, Prada G. Métodos para la derivación de listas de chequeo en estudios de consumo dietario. Revista chilena de nutrición 2006; 33: 488-497.14. Herrán OF, Ardila MF. Desarrollo y seudovalidación de un cuestionario de frecuencia de bebidas alcohólicas para una población colombiana. Med UNAB 2005; 8 (3): 176-183.15. Bautista LE, Herran OF, Pryer JA. Development and simulated validation of a food-frequency questionnaire for the Colombian population. Public Health Nutrition 2004:181-188.16. Álvarez MC, Roldán P, Martínez M et al. Perfil alimentario y Nutricional de los Hogares: Análisis comparativo entre las regiones de Antioquia. Medellín; 2005.17. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia, 2005. Colombia: Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Bogotá: Panamericana Formas e Impresos SA.2006.18. Moron C, Viteri F. Update on common indicators ofnutritional status: foodaccess, food consumption, and biochemical measures of iron and anemia. Nutrition Reviews 2009; 67: 31-35.19. Manjarrés LM, Correa JM. Software de análisis de consumo de alimentos ECA1. Medellín; 2004.20. SPSS. Statistical Package for the Social Sciences, version 17.0 for deWindows. Chicago: SPSS Inc.; 2008.21. Republica de Colombia. Ministerio de salud. Resolución N. o 008430 de 1993. Por la cual se establecen las normas científicas, técnicas y administrativas para la investigación en salud (oct.4, 1993).22. Cade J, Thompson R, Burley V, Warm D. Development, validation and utilisation offood-frequency questionnaires review. Public Health Nutr 2002; 5: 567-587,23. Molag M, De Vries J, Ocke M, Dagnelie P et al. Design Characteristics of Food Frequency Questionnaires in Relation to Their Validity. American Journal of Epidemiology 2007; 166 (12): 1-11.24. Block G, Hartman AM, Dreser CM, Carrol MD, Gannon, and Gardner L. A data-based approach to diet questionnaire design and testing. Am J Epidemiol 1986; 124: 453-469.25. Block G, Dresser CM, Hartman AM et al. Nutrient sources in the American diet: quentitative data from the NHANES II survey. II macronutrients and fats. Am J Epidemiol 1985; 122: 27-40.26. Kush L. Gaps in epidemiologic research methods: design considerations for studies that use food-frequency questionnaires. Am J Gumn Nutr 1994; 59: 180-184.27. Drewnowski A, Specter SE. Poverty and obesity: the role of energy density and energy costs. Am J Clin Nutr 2004; 79: 6-16.28. Martorell R, Stein AD. El surgimiento de las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta en los países en desarrollo. En: Bowman BA, Rusell (Editores). Conocimientos actuales de nutrición.8 ed. Washington DC, 2003: 723-45. ILSI, OPS. Publication científica y técnica n. o 592 29. Bermudez OI, Tucker KL. Trends in dietary patterns of Latin American populations. Cad. Saúde Pública, (cited 2010 may 08). Available from: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext & pid=S0102-311X2003000700010 & lng=en. doi: 10.1590/S0102-311X2003000700010.30. Barría M, Amigo H. Transición nutricional: una revisión del perfil latinoamericano. Arch Latin de Nutrición 2006; 56 (1): 03-11.31. Jacoby E, Bull F, Andrea Neiman A. Cambios acelerados del estilo de vida obligan a fomentar la actividad física como prioridad en la Región de las Américas. Rev Panam Salud Pública 2003; 14 (4): 223-225.32. Popkin B. The Shift in Stages of the Nutrition Transition in the Developing World Differs fromPast Experiences. Mal J Nutr 2002; 8 (1): 109-124.33. Morón C, Schjtman A. Evolución del consumo de alimentos en América Latina. En producción y manejo de datos de composición química de alimentos en nutrición. Universidad de Chile. FAO. Santiago, Chile, 1997: 60.34. Montenero A, Ubeda N, García A. Evaluación de los hábitos alimentarios de una población de estudiantes universitarios en relación con sus conocimientos nutricionales. Nutr Hosp 2006; 21 (4): 466-473.35. Rodríguez S, Mundo V, Jiménez A, Shamah T. Methodology for the analysis of dietary data from the Mexican National Health and Nutrition Survey 2006. Salud pública Méx (periódico na Internet). (citado 2010 Mayo 27). Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext & pid=S0036-36342009001000007 & lng=pt. doi: 10.1590/S0036-36342009001000007.36. Busdiecker S, Castillo C, Salas I. Cambios en los hábitos de alimentación durante la infancia: una visión antropológica. Rev Chil Pediatr 2000; 71 (1): 5-11. Dirección para correspondencia: Julia María Monsalve Álvarez. Carrera 75, n. o 65-87 bloque 44. Colombia. Medellín. E-mail: [email protected] Recibido: 8-IV-2011. Aceptado: 10-IV-2011.

You might be interested:  Tabla De Valores Normales De La Temperatura Corporal?

¿Qué es la frecuencia de consumo de alimentos PDF?

El cuestionario de frecuencia de consumo alimentario (CFCA) es una herramienta dentro de la evaluación nutricional que permite medir el consumo calórico y la porción consumida según la frecuencia de consumo de grupos de alimentos en una persona en días, semanas, meses o años.

¿Qué cantidad de cada grupo de alimentos se debe consumir diariamente?

PESOS DE RACIONES POR GRUPOS

GRUPOS DE ALIMENTOS FRECUENCIA RECOMENDADA
Verduras y hortalizas ≥ 2 raciones al día
Frutas ≥ 3 raciones al día
Aceite de oliva 3-6 raciones al día
Leche y derivados 2-4 raciones al día

¿Qué cantidad se debe consumir según la OMS?

¿Cuántas calorías debemos consumir al día según la OMS para no subir de peso? Mantén un peso saludable. Foto: Shutterstock. Uno de los principales problemas a nivel mundial, especialmente en los últimos 30 años, que es justamente el periodo en el que más se ha elevado el número de personas con sobrepeso y obesidad, es que la gente suele comer más y hacer menos ejercicio.

  1. Para lograr una dieta saludable la ingesta calórica debe estar equilibrada con el gasto calórico y la primera no debe superar el 30% en grasas y en 10% de azúcares,
  2. La importancia de una dieta balanceada reside en que esta ayuda a protegernos de la malnutrición en cualquiera de sus formas, las cuales pueden incluir trastornos alimenticios como la obesidad o sobrepeso o, por el contrario, afecciones como la anemia.

Además enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las cardiopatías, las accidentes cerebrovasculares y el cáncer también tienen una amplia relación con una alimentación poco adecuada. Sin embargo, la pandemia por Covid-19 nos ha obligado a permanecer en nuestras casas por meses, cambiando así nuestras rutinas diarias y, por consecuencia, disminuyendo el consumo de energía para realizar actividades.

Sumado a esto, la población en general ahora realiza menos actividad física y al mismo tiempo duerme y come más o pasa un mayor tiempo frente a los televisores y computadoras. Y aunque el hecho de no poder salir de nuestros hogares con tanta normalidad como a la que estábamos acostumbrados es irremediable, esto significa dos cosas: la primera es tratar de maximizar nuestra actividad física aún en casa y, la más importante, es que debemos disminuir la ingesta calórica conforme a los estándares correspondientes.

Según la (OMS), las mujeres deben consumir de 1,600 a 2,000 kcal al día, contemplando que deben realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, mientras que los hombres deben consumir de 2,000 a 2,500, Aunque existen estándares de consumo más alto para aquellos que realizan mayor actividad física, como ya lo mecionábamos, es importante contemplar que las rutinas y estilos de vida han cambiado para todos.

  1. Una de las soluciones del gobierno mexicano por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es una con la cual puedes ir midiendo tus menús de acuerdo a tus necesidades.
  2. Solo es necesario que introduzcas tu edad, peso, medidas, sexo y el nivel de actividad física que tienes y en automático tendrás la cantidad de calorías que debes de consumir durante un día.

También puedes descargar una tabla de alimentos, la cual te dice de forma aproximada, cuántas calorías tiene cierta cantidad de alimentos, por ejemplo, una media taza de arroz (100 gr aproximadamente) te aporta 70 kcal, algo similar a lo que te da una tortilla de maíz o medio bolillo.

  • Recuerda que a la par, debe seguirse una dieta correcta que incluya frutas y verduras cinco veces al día, legumbres, frutos secos y cereales integrales, así como procurar que buena parte de las grasas que incluimos en nuestra dieta no sean trans.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, dormir las horas necesarias para tener un descanso reparador y no dejar de lado la actividad física también son factores claves para combatir esta nueva epidemia.

: ¿Cuántas calorías debemos consumir al día según la OMS para no subir de peso?

¿Qué es el r24 y la frecuencia de consumo de alimentos?

Uso del recordatorio de 24 horas para el estudio de distribuciones de consumo habitual y el diseño de políticas alimentarias en América Latina Juan Rivera Dommarco, Tania Sánchez Pimienta Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca,México Introducción: El recordatorio de 24 horas (R24H) es uno de los métodos más utilizados para evaluar la dieta, por ser preciso, confiable y de bajo costo.

  1. Existen metodologías para estimar la ingestión habitual de energía y nutrimentos cuando se cuenta con al menos una réplica del R24H en una submuestra.
  2. Esto se hace mediante un ajuste que elimina la varianza intra-individual de las distribuciones de ingestión diaria de nutrimentos.
  3. El conocimiento de distribuciones de consumo habitual en poblaciones permite identificar grupos en riesgo de inadecuaciones dietéticas, estimar promedios poblacionales de consumo y compararlos con metas o recomendaciones.

Objetivos Presentar ejemplos del uso del recordatorio de 24horas en poblaciones para el diseño de políticas y esfuerzos recientes de armonización en América Latina Desarrollo. En el año 2012 se llevó a cabo en México la más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012), la cual utilizó por primera vez el R24H de pasos múltiples iterativos y medidas repetidas en 11% de la muestra estudiada.

Uno de los resultados más alarmantes es el alto porcentaje de contribución a la energía total de la dieta de los alimentos procesados con alto contenido de azúcares añadidos y grasas saturadas y de las bebidas azucaradas (16% y 10%, respectivamente). Más aún más del 50% de la población tiene consumos de azúcares añadidos del 10% de la energía total de la dieta.

Las bebidas azucaradas aportaron el 65% y los pastelillos y otros postres aportaron 9% de los azúcares añadidos. Para los distintos grupos de edad, solo 3-8% de la población cumplió con las recomendaciones de consumo de pescados, 7-16% cumplieron con el consumo de frutas y verduras, 7-19% de leguminosas y 9-23% de lácteos.

  1. Resalta también la alta proporción de la población con ingesta de fibra por debajo de las recomendaciones (más del 65%).
  2. Se observaron también altas prevalencias de consumos inadecuados de micronutrimentos (vitaminas D, E y K con más del 50%., calcio 60% y hierro 45%).
  3. Estos resultados dieron sustento a varias políticas de nutrición en nuestro país, entre las que destacan: 1) Los lineamientos para el expendio de alimentos y bebidas en las escuelas del sistema educativo nacional, que prohíben la distribución y venta de bebidas azucaradas y restringen a un solo día la presencia de productos procesados con alto contenido de azúcares adicionados o grasas saturadas y sodio y restringe sus tamaños de porción.2) El impuesto que grava con un $1peso por litro a las bebidas azucaradas y con 8% a alimentos no básicos con una densidad energética 275kcal/100g.3) Restricciones publicitarias en cine y televisión en horarios y audiencias infantiles para bebidas azucaradas y productos que no cumplen con criterios nutrimentales definidos.4) Las “Guías alimentarias y de actividad física en contexto de sobrepeso y obesidad en la población mexicana”.
You might be interested:  Tabla Periodica De Las Primeras Energias De Ionizacion?

América Latina ha trabajado en la aplicación de metodologías de calidad para la evaluación de dieta. En abril del 2015 el Instituto Danone del Cono sur llevó acabo un simposio titulado “Metodologías empleadas en evaluación alimentaria una visión iberoamericana” cuyo objetivo fue sensibilizar a los profesionales de la región acerca de la problemática que implica el empleo de las metodologías adecuadas para la evaluación alimentaria.

Una de las necesidades principales a nivel región es la de tener metodologías estandarizadas que permitan la comparabilidad de los resultados en la región y que a su vez sirvan de evidencia para los tomadores de decisiones e implementadores de política pública. Varios países de América Latina ya utilizan el R24H para evaluar el consumo dietético de sus poblaciones.

Un ejemplo adicional es ‘Vigilancia nutricional global (GloboDiet)”, un proyecto colaborativo IARC-OMS, cuyo objetivo es apoyar la aplicación de una metodología estandarizada del recordatorio de 24 horas (software GloboDiet 24HR) en los sistemas de vigilancia y monitoreo dietéticos.

Este proyecto comenzó paralelamente en México y Brasil en el año 2012 y pretende: 1) desarrollar una versión adaptada de la metodología existente en español y portugués; 2) validar la metodología adaptada con biomarcadores y 3) evaluar la viabilidad de ampliar estas versiones a otros países de América Latina, así como desarrollar un enfoque adaptado para los niños.

La metodología de IARC se ajusta a las Directrices para la vigilancia dietética de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Conclusión: En conclusión, el uso del R24H para estimar las distribuciones del consumo habitual de nutrimentos en las poblaciones es un método preciso y eficaz de evaluación de dieta el cual permite generar evidencia útil para el desarrollo de programas y políticas públicas que impacten en una mejor salud de las poblaciones.

¿Qué es el registro diario de alimentos?

Un diario de comidas es un registro completo de los alimentos que su hijo ha comido durante un período determinado. Este registro ayudará al nutricionista a conocer las necesidades de su hijo. Anote cada alimento o bebida que su hijo coma o beba cada día.

¿Cuántas veces a la semana se puede comer lentejas?

¿Cuántas veces a la semana hay que comer legumbres? – Muchas personas limitan su ingesta de legumbres porque piensan que es un alimento que engorda, pero no es así. Lo que engorda son aquellos ingredientes extra que se añaden a los platos de legumbres como, por ejemplo, cuando se prepara un cocido.

Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición () recomiendan el consumo regular de las legumbres “para conseguir una alimentación saludable y contribuir a la prevención de la obesidad y las enfermedades no transmisibles”. Por ello, se pueden incluir entre 3 y 4 raciones de legumbres semanales, de unos 60-80 gramos de alimento crudo, según indican en un conjunto con la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Hay que tener en cuenta que deben utilizarse diferentes preparaciones y técnicas culinarias que mejoren su digestibilidad y su valor nutricional. Por otro lado, desde la, señalan los diferentes beneficios nutricionales que tienen las legumbres para el organismo, entre los que se encuentran: Desde OCU, insistimos en que es recomendable comer este legumbres 3 veces por semana, ya que son muchos los beneficios nutricionales que pueden aportar a nuestro cuerpo,

Alto contenido en hierro y zinc. Ricas en nutrientes. Fuente de proteínas. Bajo índice glucémico. Bajo contenido en grasa. Fuente de fibra.

: Cuantos días hay que comer legumbres a la semana, según los expertos

¿Cómo se registra en el libro diario?

¿Qué se registra en el libro diario? – Dentro del libro diario se realizan ciertos registros que, por lo general, se encuentran en la columna de Asientos Contables, que incluyen los datos de compras, ventas, pago de deudas, inversiones, gastos sobre el personal, cobros de clientes, subvenciones y préstamos.

¿Cómo se llevan a cabo los registros en el libro diario?

El Libro Diario se realiza a través de los asientos contables, también denominados apuntes contables o partidas contables, los cuales deben ordenarse cronológicamente. 💡 Llamamos asiento a todas las transacciones y modificaciones de las cuentas que se registran en el Libro Diario.

¿Qué le pasa a tu cuerpo si dejas de comer azúcar?

‘ Cuando dejas la sacarosa, considerando que mantienes un equilibrio energético, los cambios son bioquímicos: el metabolismo energético se regula mejor; probablemente sentirás más energía; tendrás menos ganas de comer productos azucarados; habrá una mejor regulación del sueño; y, a largo plazo, menor grasa corporal’,

¿Qué dice la OMS sobre el desayuno?

El desayuno forma parte de nuestros hábitos saludables, no olvides realizarlo diariamente. Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud En México un alto porcentaje de la población adulta no desayuna o desayuna muy tarde y se estima que 2 de cada 10 niños no desayuna, mientras que los adolescentes realizan su primera comida hasta aproximadamente las diez de la mañana a pesar de que lo recomendado es realizar el desayuno una hora después de despertar.

Los niños y adolescentes que desayunan adecuadamente tienen un mayor rendimiento tanto físico como intelectual; un desayuno óptimo es aquel que aporta el 20 al 25% del requerimiento de calórico diario además de que contribuye a que se logre una ingesta de nutrimentos adecuada (vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas).

Las personas que no desayunan tienen una mayor probabilidad de presentar obesidad debido a que se someten a ayunos prolongados y cuando se recibe la primera comida el cuerpo responde acumulándola como reserva de energía. Un desayuno óptimo debe incluir:

Pan y cereales de preferencia integrales que le brinden al cuerpo fibra y carbohidratos que aportan energía, vitaminas y minerales.Lácteos bajos en grasa que aportan proteínas, calcio y vitaminas.Frutas que proporcionan agua, vitaminas, minerales y fibra.Alimentos proteínicos que proporcionan proteínas, grasa, vitaminas y minerales.

Recuerda el desayuno forma parte de nuestros hábitos saludables, no olvides realizarlo diariamente.

¿Cuántas veces al día se debe comer frutas y verduras?

La pérdida de agua del organismo aumenta con las altas temperaturas, por lo que se recomienda consumir más agua (2 a 3 litros diarios), frutas y verduras. Para obtener propiedades beneficiarias para la salud y contrarrestar la pérdida de agua del organismo, se recomienda a la ciudadanía consumir cinco porciones de frutas y verduras por día, preferiblemente las de estación.

Estos alimentos tienen alto contenido en agua. Las frutas y verduras son esenciales en la dieta saludable y su consumo diario suficiente contribuye a la prevención de enfermedades, como las cardiovasculares y algunos cánceres. Una porción de frutas equivale a una fruta mediana o un puño de la mano y una de verduras es equivalente a un plato pequeño, preferiblemente crudas, como como las de hojas verdes (lechuga, espinaca, repollo).

Para calmar la sed y mantener la hidratación, la mejor opción es el agua. El consumo de agua potable es imprescindible. Lo mínimo recomendado es 2 a 3 litros, para reponer las pérdidas originadas por excreciones, sudor y respiración. Se debe tener especial cuidado en las edades extremas de la vida, como los niños y las personas adultas mayores, cuya sensación de sed puede ser limitada.

¿Qué es el r24 y la frecuencia de consumo de alimentos?

Uso del recordatorio de 24 horas para el estudio de distribuciones de consumo habitual y el diseño de políticas alimentarias en América Latina Juan Rivera Dommarco, Tania Sánchez Pimienta Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca,México Introducción: El recordatorio de 24 horas (R24H) es uno de los métodos más utilizados para evaluar la dieta, por ser preciso, confiable y de bajo costo.

Existen metodologías para estimar la ingestión habitual de energía y nutrimentos cuando se cuenta con al menos una réplica del R24H en una submuestra. Esto se hace mediante un ajuste que elimina la varianza intra-individual de las distribuciones de ingestión diaria de nutrimentos. El conocimiento de distribuciones de consumo habitual en poblaciones permite identificar grupos en riesgo de inadecuaciones dietéticas, estimar promedios poblacionales de consumo y compararlos con metas o recomendaciones.

Objetivos Presentar ejemplos del uso del recordatorio de 24horas en poblaciones para el diseño de políticas y esfuerzos recientes de armonización en América Latina Desarrollo. En el año 2012 se llevó a cabo en México la más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012), la cual utilizó por primera vez el R24H de pasos múltiples iterativos y medidas repetidas en 11% de la muestra estudiada.

  • Uno de los resultados más alarmantes es el alto porcentaje de contribución a la energía total de la dieta de los alimentos procesados con alto contenido de azúcares añadidos y grasas saturadas y de las bebidas azucaradas (16% y 10%, respectivamente).
  • Más aún más del 50% de la población tiene consumos de azúcares añadidos del 10% de la energía total de la dieta.

Las bebidas azucaradas aportaron el 65% y los pastelillos y otros postres aportaron 9% de los azúcares añadidos. Para los distintos grupos de edad, solo 3-8% de la población cumplió con las recomendaciones de consumo de pescados, 7-16% cumplieron con el consumo de frutas y verduras, 7-19% de leguminosas y 9-23% de lácteos.

Resalta también la alta proporción de la población con ingesta de fibra por debajo de las recomendaciones (más del 65%). Se observaron también altas prevalencias de consumos inadecuados de micronutrimentos (vitaminas D, E y K con más del 50%., calcio 60% y hierro 45%). Estos resultados dieron sustento a varias políticas de nutrición en nuestro país, entre las que destacan: 1) Los lineamientos para el expendio de alimentos y bebidas en las escuelas del sistema educativo nacional, que prohíben la distribución y venta de bebidas azucaradas y restringen a un solo día la presencia de productos procesados con alto contenido de azúcares adicionados o grasas saturadas y sodio y restringe sus tamaños de porción.2) El impuesto que grava con un $1peso por litro a las bebidas azucaradas y con 8% a alimentos no básicos con una densidad energética 275kcal/100g.3) Restricciones publicitarias en cine y televisión en horarios y audiencias infantiles para bebidas azucaradas y productos que no cumplen con criterios nutrimentales definidos.4) Las “Guías alimentarias y de actividad física en contexto de sobrepeso y obesidad en la población mexicana”.

América Latina ha trabajado en la aplicación de metodologías de calidad para la evaluación de dieta. En abril del 2015 el Instituto Danone del Cono sur llevó acabo un simposio titulado “Metodologías empleadas en evaluación alimentaria una visión iberoamericana” cuyo objetivo fue sensibilizar a los profesionales de la región acerca de la problemática que implica el empleo de las metodologías adecuadas para la evaluación alimentaria.

  • Una de las necesidades principales a nivel región es la de tener metodologías estandarizadas que permitan la comparabilidad de los resultados en la región y que a su vez sirvan de evidencia para los tomadores de decisiones e implementadores de política pública.
  • Varios países de América Latina ya utilizan el R24H para evaluar el consumo dietético de sus poblaciones.

Un ejemplo adicional es ‘Vigilancia nutricional global (GloboDiet)”, un proyecto colaborativo IARC-OMS, cuyo objetivo es apoyar la aplicación de una metodología estandarizada del recordatorio de 24 horas (software GloboDiet 24HR) en los sistemas de vigilancia y monitoreo dietéticos.

Este proyecto comenzó paralelamente en México y Brasil en el año 2012 y pretende: 1) desarrollar una versión adaptada de la metodología existente en español y portugués; 2) validar la metodología adaptada con biomarcadores y 3) evaluar la viabilidad de ampliar estas versiones a otros países de América Latina, así como desarrollar un enfoque adaptado para los niños.

La metodología de IARC se ajusta a las Directrices para la vigilancia dietética de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Conclusión: En conclusión, el uso del R24H para estimar las distribuciones del consumo habitual de nutrimentos en las poblaciones es un método preciso y eficaz de evaluación de dieta el cual permite generar evidencia útil para el desarrollo de programas y políticas públicas que impacten en una mejor salud de las poblaciones.

¿Cómo calcular ETA en nutricion?

Gasto energético y requerimientos nutricionales diarios | FISIOLOGÍA

  • El alumno:
  • Explica los procesos fisiológicos involucrados en el control y mantenimiento del gasto energético.
  • Aplica los cálculos matemáticos para determinar sus requerimientos energéticos diarios y poder implementar un plan de dieta adecuado.
  • Indicadores de evaluación
  • El alumno:
  • Integra los conocimientos teóricos sobre qué es el gasto energético total de un individuo y las diversas condiciones fisiológicas que lo modifican.
  • Reconoce a la dieta y estilo de vida como los principales factores predisponentes de sobrepeso y obesidad y también como los principales blancos terapéuticos.
  • Calcula el gasto energético total de un individuo e identifica sus requerimientos nutricionales diarios.
  • Calcula su gasto energético basado en las condiciones fisiológicas que lo pueden modificar y conoce sus requerimientos alimentarios.
  • Relaciona los datos obtenidos con la práctica de calorimetría indirecta y metabolismo.

Diagnóstico previo

  • ¿Cómo se calcula el Gasto Energético Total de una persona?
  • ¿Cuál es la utilidad clínica del cálculo del Gasto Energético?
  • ¿Por qué la alimentación ejerce un efecto térmico que eleva el gasto energético?
  • ¿Qué factores pueden aumentar o disminuir el Gasto Energético?
  • ¿Qué cambios hormonales pueden existir si se baja una gran cantidad de peso corporal en un pequeño periodo de tiempo?
  • ¿Qué significa el concepto de “Alimento Equivalente”?
  • ¿Qué es un recordatorio alimentario de 24 horas?
  • ¿Qué cambios fisiológicos y hormonales ocurren en el metabolismo de una persona con obesidad?

Introducción El sobrepeso y la obesidad se definen como un exceso del peso corporal causado por una acumulación anormal e incrementada de lípidos en el tejido adiposo del organismo. La herramienta más comúnmente utilizada para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos es el cálculo del Índice de masa corporal (IMC). Este tema cobra especial importancia ya que los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012 indican que 71.28% de los adultos (personas >20 años) tienen sobrepeso u obesidad. Esto representa un serio problema de salud pública, ya que el sobrepeso y la obesidad incrementan significativamente el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), la mortalidad prematura y el costo social de la salud, además de reducir la calidad de vida. La obesidad tiene un origen multifactorial en el que interviene una predisposición genética, los estilos de vida y las características del entorno. La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las calorías utilizadas.

Cuando se consumen más calorías de las que se utilizan diariamente, se propicia una ganancia ponderal a expensas de la principal reserva energética de nuestro cuerpo: el tejido adiposo. Actualmente en nuestro país se ha dado una transición nutricional, en donde se pasó del consumo de la canasta básica y alimentos preparados en casa, a un aumento en la ingesta de alimentos “rápidos”, industrializados e hipercalóricos, los cuales son ricos en carbohidratos, sal y lípidos, pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes.

Todo lo anterior, aunado con un descenso en la actividad física, como resultado de la forma sedentaria de muchos trabajos, de los nuevos modos de desplazamiento y de la acelerada urbanización, ha dado lugar a la creciente prevalencia de sobrepeso y obesidad en nuestro país.

Macronutrimento % de la dieta ideal
Carbohidratos 55-60% 1 g = 4 kcal
Lípidos 20-25% 1 g = 9 kcal
Proteínas 10-15% 1 g = 4 kcal

Para conocer la cantidad de kcal que se deben consumir diariamente empleamos el cálculo del Gasto Energético Total (GET). El GET representa las necesidades energéticas diarias de una persona. Se obtiene de la suma del Gasto Energético Basal (GEB) más el Efecto Térmico de los Alimentos (ETA) más la Termogenia inducida por Actividad (TA).

El GEB representa un 60-70% del GET, mientras que el ETA un 10% y la TA un 20-30%, siendo esta última la determinante más variable del GET. El gasto energético basal es la cantidad mínima de energía que es compatible con la vida. El efecto térmico de los alimentos se aplica al aumento del gasto energético asociado al consumo, la digestión y la absorción de los alimentos.

La termogenia por actividad representa la actividad física del sujeto, y varía de una persona a otra. El GEB refleja la energía necesaria para mantener el funcionamiento de las células y los tejidos, además de la energía necesaria para mantener la circulación sanguínea y la respiración, es decir el costo básico para mantenernos vivos.

Su medición se puede realizar mediante calorimetría (directa o indirecta) en condiciones de ayuno, preferentemente por la mañana, sin fumar o consumir bebidas alcohólicas o café, y sin realizar actividad física. Como la medición del GEB es complicada ya que requiere el control de muchas variables, esto ha llevado a medir una condición diferente en la cual la actividad física es mínima y el consumo de alimentos es controlado, que se conoce como Gasto Energético en Reposo (GER).

El GER es la cantidad de energía que se consume en cualquier circunstancia diferente a las condiciones basales, suele ser un 10% más alto que el GEB debido a un probable efecto del proceso de termogénesis residual que implica la alimentación. El GER puede ser medido por calorimetría o puede ser calculado indirectamente por medio de fórmulas que usualmente emplean como referencia el peso, la estatura y la edad del sujeto.

Entre las fórmulas más empleadas se encuentra la de Harris-Benedict, la cual puede desestimar el gasto energético en un ± 19% del resultado real obtenido por calorimetría indirecta, sin embargo es útil en la práctica clínica cuando no se cuenta con un calorímetro para estimar las necesidades metabólicas.

Para obtener el GER de una persona, la fórmula más empleada usualmente es la de Harris Benedict: Hombres GEB∶ 66.5+13.75 (Peso (kg))+5.08 (Talla (cm))- 6.78 (edad (años)). Hombres GEB: 66.51+9.56 (Peso (kg)+(1.85 (Talla (cm)-(4.68 (edad (años)). Así, al emplear la fórmula obtenemos el valor del GER, que representa la suma del GEB más el ETA.

  1. Para una correcta valoración nutricional, es importante tener en cuenta el peso corporal de cada persona.
  2. Es necesario distinguir entre tres conceptos distintos empleados para esta variable: el peso actual, el peso ideal y el peso ajustado.
  3. El peso actual se refiere al peso corporal real del sujeto, independientemente de si este es adecuado o no.
You might be interested:  Una Tabla Puede Contener Dos Llaves Primarias?

Refleja el valor que usualmente medimos con una báscula y anotamos como parte de la exploración física de cada paciente.

  1. El peso ideal representa el valor óptimo para el peso de acuerdo con la talla del individuo. Se obtiene empleando la siguiente fórmula:
  2. Hombres → Peso ideal = talla 2 x 23
  3. Mujeres → Peso ideal = talla 2 x 21
  4. El peso ajustado es un valor hipotético del peso que se emplea como meta inicial en pacientes con sobrepeso y obesidad. Se obtiene empleando la siguiente fórmula:
  5. Peso ajustado = (Peso actual – Peso ideal) / 3 + Peso ideal

Es importante tener en cuenta los conceptos anteriores al momento de realizar una valoración alimentaria, ya que al calcular el GER empleando la fórmula de Harris-Benedict, usaremos el peso actual sólo en personas con un IMC normal. Si el IMC es bajo (en casos de desnutrición) emplearemos el peso ideal.

Si el IMC es alto (en casos de sobrepeso u obesidad) emplearemos el peso ajustado. Los conceptos anteriores nos ayudan a ajustar el cálculo del GER a condiciones metabólicas óptimas. Para calcular el Gasto Energético Total (GET) de una persona y poder conocer cuántas kcal requiere diariamente, después de obtener el valor del GER debemos sumarle el valor de la Termogenia por Actividad (TA).

Para poder sumar el valor de la TA, debemos multiplicar el GER por algún factor de corrección que representa la actividad física del sujeto en cuestión. De esta forma, el resultado de la multiplicación del GER por el factor de corrección representa el GET. De esta forma es posible conocer el Gasto Energético Total (GET) de una persona que representaría la cantidad total de kcal que diariamente requiere ingerir en su dieta. También es posible determinar la cantidad de gramos que un individuo requiere consumir diariamente de cada grupo de macronutrimentos.

Por ejemplo, si una persona tiene un GET de 2000 kcal y en una dieta normal 60% de esas calorías deben corresponder a carbohidratos, de modo que diariamente debería ingerir 1200 kcal que correspondan a carbohidratos. Ahora bien, si sabemos que 1g de carbohidrato contiene 4 kcal, podríamos establecer por medio de una regla de 3 que el sujeto del ejemplo diariamente requiere consumir 420 gr de carbohidratos en su dieta.

La misma lógica podríamos usar para conocer los requerimientos diarios de una persona de lípidos y proteínas. Siguiendo el ejemplo anterior, para facilitar de qué manera podríamos consumir aproximadamente 420 gr de carbohidratos comiendo distintos alimentos, se emplea el Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes (anexo 1).

Este Sistema tiene como propósito poder distribuir los gramos que debemos consumir de cada macronutriente en distintos grupos alimentarios (como por ejemplo frutas, verduras, cereales y tubérculos, etc). Al emplear el Sistema de Equivalentes podemos aproximar nuestros requerimientos energéticos diarios calculados mediante fórmulas o por calorimetría con las kcal que diariamente consumimos en la dieta.

Lo anterior resulta útil para no consumir más o menos calorías de las que necesitamos y tener un balance de energía diario neutro. Material

  • Guía de Alimentos para la Población Mexicana, SS (puede emplearse las tablas resumidas hechas por el departamento de fisiología, contenidas en el anexo 2).
  • Matriz de evaluación antropométrica y dieta (formato de Excel).
  • Computadora con el programa de Excel instalado.
  • Báscula y cinta métrica.
  • Lista de los alimentos consumidos en 24 horas.
  • Metodología
  • Actividad 1: Utilizando la matriz de Excel y las tablas de equivalentes resuelve las siguientes viñetas.
  • Viñeta 1: Uso de la Matriz de Excel para estimar el consumo energético de una comida basado en el sistema de alimentos equivalentes.

Jaime Reyes es un estudiante de medicina, tiene 22 años, pesa 70 kg, mide 173 cm y vive una vida sedentaria. Después de clases fue a comer al pasillo de la salmonela, donde consumió una torta de salchicha con queso y un jugo de naranja de 500 ml.

  1. ¿Cuántas kcal se comió?
  2. ¿Qué porcentaje de sus requerimientos diarios de energía y macronutrimentos ya consumió?
  3. ¿Qué macronutrimento ya no debería consumir en todo el día para no exceder sus requerimientos diarios del mismo?

Para responder las preguntas anteriores vamos a utilizar la matriz de dieta (formato Excel) desarrollando las siguientes actividades para lograr responder a las preguntas:

Utilizando la matriz de dieta, calcula el Gasto Energético Total de Jaime Reyes, para esto:

  • Abre la matriz de Excel y selecciona la pestaña de hombres.
  • Introduce los datos de la edad, la talla y el peso actual de Jaime Reyes.

Fig 1: En esta sección debes colocar los valores de Jaime Reyes.

Después de colocar los valores, en la tabla de abajo aparecerán automáticamente los cálculos del IMC, peso ideal y peso ajustado de Jaime Reyes.

Fig 2: En esta sección aparecerán automáticamente el resultado de los valores mostrados.

En la parte de en medio de la matriz hay 3 columnas donde tras colocar los valores inmediatamente se calculará el GER de Jaime Reyes. De acuerdo con el IMC de Jaime Reyes se debe clasificar en una de las tres opciones: normal, sobrepeso u obesidad y desnutrición.

En la casilla superior de cada una de estas tablas que dice “Actividad” se puede colocar el factor de corrección al GER correspondiente e inmediatamente se calculará el GET.

Calcula la cantidad de gramos de carbohidratos, lípidos y proteínas que Jaime Reyes debe comer diariamente de acuerdo con sus requerimientos energéticos previamente calculados.

Para ello:

  • Cambia de pestaña en la hoja de Excel y abre la que dice “Matriz de dieta”
  • En la parte superior coloca el valor del GET que previamente obtuviste. La matriz automáticamente calcula los gramos de cada macronutrimento que Jaime Reyes debe consumir.

Fig 4: Al colocar el GET previamente calculado la matriz calculará las kcal y los gramos requeridos en la dieta para ese GET.

Convierte en equivalentes los alimentos que Jaime consumió y plásmalos en la matriz. Al hacer el conteo de equivalentes que consumió obtenemos: 3 equivalentes de Cereales y tubérculos sin grasa (telera), 6 equivalentes de Alimentos de Origen animal con alto aporte de grasa (3 salchichas y 60 gr de queso Oaxaca), 4 equivalentes de Aceites y grasas sin proteína (2 cucharaditas de aceite comestible y 2 cucharaditas de mayonesa), 1 equivalente de Verdura (jitomate y cebolla) y 2 equivalentes de Fruta (500 ml de jugo de naranja). Para conocer con precisión la definición de alimento equivalente, consulte el anexo 1 al final de la práctica.

  • Plasma todos los equivalentes en los grupos de alimentos que le corresponden.
  • Mientras lo haces, podrás darte cuenta de que la matriz automáticamente calculará la energía y los gramos de proteínas, lípidos y carbohidratos de cada grupo alimentario según el número de equivalentes que Jaime comió.
  • ej., al colocar el número 3 en la casilla de Cereales y tubérculos sin grasa, observarás que esto equivale a 210 kcal repartidas en 6 gr de proteína y 45 gr de carbohidratos.

Fig 5: Al plasmar el conteo de equivalentes de cada subgrupo alimentario, la matriz calculará la energía y gramos de macronutrimentos que cada grupo aporta.

Tras finalizar de colocar los equivalentes de cada grupo de alimentos, obtén las calorías totales que ingirió y también obtén los gramos totales de proteínas, lípidos y carbohidratos que se comió con la torta y el jugo.

  • Una vez colocados todos los equivalentes en su grupo correspondiente la matriz sumará automáticamente las calorías y los gramos de macronutrientes que cada grupo aportó. Estos resultados aparecerán en la antepenúltima fila que dice En esta columna debes colocar los equivalentes de cada grupo alimentario.
  • “Sumatoria”. Estos valores representan la cantidad real de kcal y gramos de proteínas, lípidos y carbohidratos consumidos en la torta y el jugo.
  • La penúltima fila denominada “Requerimiento” representa los valores ideales de kcal y macronutrimentos de Jaime Reyes calculados previamente.
  • La última fila denominada “% de adecuación” representa el cociente entre la sumatoria y los requerimientos expresado en porcentaje. Es decir, representa el porcentaje de kcal y macronutrimentos que Jaime Reyes consumió con su comida en relación con sus valores ideales.

Fig 6: Últimas filas de la matriz de dietas que muestran los resultados finales

Responde las preguntas planteadas en el punto número 1. (Ahora has aprendido a utilizar la matriz de dietas en Excel, con lo cual serás capaz de realizar las siguientes actividades de la práctica).

Para finalizar la viñeta, tomando en cuenta la tabla 1 de gasto energético por hora de actividad:

¿Cuál actividad y que tiempo debería de realizar el estudiante para gastar todas las kcal que se comió?

Tabla 1. Gasto energético por hora de actividad. Adaptado de:

  • CDC, Actividad física para un peso saludable, última revisión 2015, disponible en: https://bit.ly/2yHykIz
  • Informe Call To Action To Prevent and Decrease Overweight and Obesity, 2001, del Asesor General de la Presidencia en Asuntos de Salud https://bit.ly/2TNSNUy
  • Move Virginia, Calories Burned During Physical Activities 2009 (Calorías que se queman durante la actividad física). Disponible en: https://bit.ly/2SwB0Vo

Viñeta 2: Reducción de peso corporal mediante el empleo de un balance energético negativo Una señora de 35 años mide 157 cm y pesa 85 Kg, acude a consulta porque quiere bajar de peso. Contesta las siguientes preguntas ayudándote de la matriz de antropometría y dieta (formato Excel):

  1. ¿Cuál es el IMC de la paciente?
  2. ¿En qué clasificación del IMC se ubica?
  3. ¿Qué esquema de tratamiento utilizarías en esta paciente?
  4. ¿Cuántos Kg le recomendarías bajar a la paciente por semana (tabla 2) y que esquema de ejercicio (tabla 1, viñeta anterior) le implementarías para lograr dicho objetivo? (toma en cuenta su condición general).
  5. ¿Cuál sería tu recomendación nutricional? (considera que algo útil para hacer el balance negativo es usar el peso ajustado en el cálculo de las kcal/día).

La siguiente tabla muestra las kcal que se necesitan de balance negativo (restringir en alimentos y/o gastar en ejercicio) para perder peso corporal: Tabla 2: Balance negativo para perder peso corporal. Hay que considerar que la pérdida de peso recomendable es de 0.5 a 1 kg por semana. Las pérdidas semanales mayores se asocian a desajustes hormonales y fisiológicos que podrían resultar nocivos para la salud.

  • Una recomendación útil para realizar la restricción calórica es primero calcular el GET como si fuera un IMC normal. Posteriormente calcular el GET con un IMC en sobrepeso/obesidad (es decir, empleando el peso ajustado en la fórmula en lugar del peso actual). Ambos cálculos son posibles realizarlos de manera sencilla empleando la matriz de dietas.
  • En personas con sobrepeso u obesidad, la diferencia del GET calculado un IMC normal y el GET calculado con un IMC elevado representa el balance negativo óptimo de calorías que se deben quitar en la dieta. Si con esta restricción calórica en la dieta no se alcanza el número de kcal deseado para bajar determinada cantidad de peso, el resto de las kcal del balance negativo se pueden cubrir con una actividad física.
  • Por ejemplo, un hombre con obesidad pesa 90 kg y desea bajar 0.5kg por semana. Al calcular su GET usando la fórmula con IMC normal requiere 2500 kcal y al calcular su GET usando la corrección con un IMC alto ahora requiere 2200 kcal. Con este ajuste al GET ya restringimos 300 kcal en la dieta. Para lograr un balance negativo de 500 kcal y así bajar aproximadamente 0.5kg por semana, las 200 kcal restantes las podemos gastar en alguna actividad física, como caminar por 1 hora diario en este caso. De esta forma logramos completar un balance negativo de energía de 500 kcal a través de la dieta y el ejercicio.

Actividad 2 Calcula tu GE y compáralo con tu dieta actual usando la matriz de dietas (formato Excel).

  1. Mide tu estatura y peso y calcula tu IMC.
  2. Clasifica tu IMC de acuerdo a su valor.
  3. En caso de tener un valor concordante para sobrepeso u obesidad, calcula tu peso ajustado. En caso de tener un IMC bajo, calcula tu peso ideal. Ambas correcciones al peso son importantes al momento de emplear la fórmula para estimar el Gasto Energético Total si quisiéramos bajar o subir de peso, respectivamente.
  4. Estima tu Gasto Energético Total empleando la fórmula de Harris-Benedict y el factor de actividad física apropiado para tu caso.
  5. Determina la cantidad de gramos de carbohidratos, lípidos y proteínas que requieres comer en un día.
  6. Realiza un recordatorio de 24 horas con los alimentos que ingieres en un día normal de clases.
  7. Desglosa los ingredientes de cada alimento y transformarlos en equivalentes alimentarios. Por ejemplo, si en la comida ingeriste 4 tacos dorados de pollo, esto contendría 4 tortillas (2 equivalentes de cereales sin grasa), un tercio de pechuga de pollo (1 equivalente de alimento de origen animal con moderado aporte de grasa), 2 cucharadas de crema (2 equivalentes de aceites y grasa sin proteína), 1 cucharadita de aceite (1 equivalente de aceites y grasa sin proteína) y media pieza de jitomate (1 equivalente de verdura). Puedes auxiliarte con las tablas resumidas de alimentos equivalentes disponibles en el anexo 2 o con las tablas desglosadas de la secretaría de salud disponibles en la PC del laboratorio.
  8. Una vez desglosados los equivalentes de tu dieta, suma el número de equivalentes de cada subgrupo de tu dieta y colócalo en la casilla correspondiente de la matriz de Excel.
  9. Estima el número total de kcal que consumes en un día y compáralo con el número de kcal que debes consumir de acuerdo con tu Gasto Energético Total.
  10. Estima la cantidad de gramos de carbohidratos, lípidos y proteínas que consumiste en un día normal respecto con tu recordatorio de 24 horas. Compáralos con los gramos que debes consumir de acuerdo con tus necesidades energéticas.

Actividad 3 (extraclase): Elabora una dieta para ti o para un familiar. Elabora tu propio menú dietético con las porciones adecuadas que debes consumir en un día respecto a tus necesidades energéticas calculadas. Para ello utiliza el Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes y usa como guía la tabla 3, que te muestra cuantos equivalentes debes consumir diariamente de cada grupo con base a tu gasto energético total.

  1. Resultados:
  2. Entrega un reporte de práctica donde se discutan los mecanismos fisiológicos que pueden alterar el gasto energético y que repercusiones al metabolismo podrían tener.
  3. También se sugiere discutir qué cambios fisiológicos generaría a largo plaza consumir una dieta con más kcal que las de nuestros requerimientos basales.
  4. Referencias:
  • Guyton, A.C. y Hall, J.E. Tratado de Fisiología Médica,13a Ed. Barcelona, España. Editorial Elsevier Saunders, 2016.
  • Boron W. y Boulpaep, E. Medical Physiology, 3a Ed., Philadelphia, Editorial Elsevier-Saunders, 2017.
  • Guía de alimentos para la población mexicana, SS.
  • Ascencio C. Elementos fundamentales en el cálculo de dietas, México: Manual Moderno; 2011.
  • Mahan K, Escott-Stump S y Raymond J. Krause, Dietoterapia,13ª ed. EEUU: Elsevier, 2013.
  • Pérez Lizaur AB y cols. SMAE, Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes,4ª ed. México: Fomento de Nutrición y Salud, A.C. / Ogali; 2014.
  • Esta obra está bajo una
  • Licencia Creative Commons
  • Atribución 4.0 Internacional

: Gasto energético y requerimientos nutricionales diarios | FISIOLOGÍA

¿Qué es la CFCA?

El cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos (CFCA) es una de las encuestas dietéticas más empleadas en la anamnesis alimentaria (4,5).

¿Qué es el registro diario de alimentos?

Un diario de comidas es un registro completo de los alimentos que su hijo ha comido durante un período determinado. Este registro ayudará al nutricionista a conocer las necesidades de su hijo. Anote cada alimento o bebida que su hijo coma o beba cada día.