14/11/2019 Proteam

El reto de la Empresa Verde

Cuando hablamos de la problemática ambiental actual, es fácil pensar que el principal responsable de tomar medidas correctivas deben ser las instituciones de gobierno, ya sea mediante regulaciones más estrictas, programas de fomento a la sociedad para adoptar estilos de vida y consumo más sustentables, y el fortalecimiento a la investigación para encontrar soluciones innovadoras que permitan asegurar el desarrollo del país sin comprometer sus recursos naturales y cumplir con los compromisos adoptados internacionalmente.

Sin embargo, a pesar de que todo lo anterior es muy importante, en muchas ocasiones se deja pasar el impacto que puede llegar a tener la industria privada en el abanderamiento de las acciones “verdes”.

No es solo debido a los recursos económicos que poseen, también es de notar el alto interés que muestran muchas empresas por desarrollar productos y servicios con un enfoque de sustentabilidad, y que logra empatar y cubrir la cada vez más alta demanda que existe de productos que sean conscientes de la problemática ambiental actual.

Otro de los puntos a favor y que en pocas ocasiones es tomado en cuenta, es el hecho de que las empresas que están certificadas en algún estándar de gestión ambiental, transmiten la cultura de protección y cuidado del medio ambiente a sus empleados, y con eso aportan a la causa de sensibilizar a más personas sobre la importancia de realizar acciones que aporten a la sustentabilidad en nuestro planeta.

Para lograr unificar la visión que debemos de tener con respecto a las acciones que realizamos, las Naciones Unidas, mediante la estrategia de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) ha buscado establecer objetivos para que en todos los países se erradiquen la pobreza, proteger el planeta para garantizar la paz y la prosperidad, y un objetivo importante que se ha establecido es el número 13 Acción por el Clima.

El objetivo es adoptar medidas urgentes para combatir el cambio y sus efectos, en el entendido que, si no se realiza algo al respecto, se podrán tener consecuencias graves para todos los seres vivos en el planeta debido a la escasez de recursos y los conflictos resultantes de esta situación.

En el caso de las empresas, las acciones que se pueden realizar como parte de su compromiso al cumplimiento de estos objetivos puede ser diferente y adaptado a las situaciones reales en las cuales se encuentre, algunos ejemplos de lo que pueden hacer son:

  • Mejorar la eficiencia energética de las instalaciones y de los procesos
  • Reducir la huella de carbono de los productos, servicios y procesos
  • Establecer metas para la reducción de las emisiones de carbono
  • Aumentar la inversión en el desarrollo de productos y servicios innovadores e inclusivos, climáticamente inteligentes y con bajo nivel de emisión de carbono.
  • Reforzar la resiliencia de las operaciones, las cadenas de suministro y las comunidades en donde operan, para prepararse para adaptarse al cambio climático.
  • Transmitir a los empleados, clientes, y proveedores, una cultura de prevención, cuidado y protección al medio ambiente para que fomente la generación de acciones contundentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y la reforzar la resiliencia al clima.

En resumen, las empresas son los grandes aliados en la carrera que tiene la humanidad para reducir los efectos devastadores del cambio climático, apoyando con recursos, tecnología, cultura, y las plataformas para hacer llegar las acciones contundentes necesarias a todos los rincones del planeta que se necesiten.

En este periodo de cambio, todos somos partícipes de nuestro futuro.

Autor del Artículo

Proteam

Empresa dedicada a la limpieza del aire contaminado en los procesos industriales que generan humos, polvos y neblinas

Tagged:

CONTÁCTANOS

Contribuye con tu Experiencia y Forma parte de la Comunidad