14/08/2019 Donaldson Latam

¿Cómo saldar la deuda ecológica que tenemos con nuestro planeta?

La forma en que nos alimentamos, usamos combustible y financiamos nuestros estilos de vida (no del todo sustentables) están empujando al límite a la naturaleza y los servicios que nos proporcionan sustento están acabando con nuestros recursos de una manera acelerada. El pasado 29 de julio gastamos más de lo que el planeta nos ofrece cada año, es decir “celebramos” el Día del Sobregiro del Planeta (1).

Desde 2006 la organización Global Footprint Network (GFN) declara este día para hacer una llamada de atención a la humanidad y evaluar qué tantos recursos ecológicos estamos demandando para generar los productos y servicios que nos permiten tener el estilo de vida actual.

Las consecuencias de esta sobre-explotación ecológica mundial son cada vez más evidentes a través de la deforestación, la erosión del suelo, la pérdida de biodiversidad o la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera. Esto último conduce al cambio climático que vemos también en los fenómenos meteorológicos más extremos y frecuentes.

Conforme han pasado los años, la fecha llega cada vez más temprano debido a que seguimos excediendo lo que nuestro planeta puede regenerar dentro del mismo año. De acuerdo a la GFN, este 2019 la humanidad ha consumido los recursos de la naturaleza 1.75 veces más rápido que lo que nuestros ecosistemas los pueden regenerar, lo que significa que necesitamos casi 2 Planeta Tierra para abastecer todo lo que en un año necesitamos para vivir bajo las condiciones socioeconómicas que nos rigen. En particular para México, el día del sobregiro será el 17 de agosto.

Los Expertos y Organizaciones que buscan mover esta fecha (#MoveTheDate) a una que no comprometa la disponibilidad de los recursos para la humanidad señalan que si se reduce en un 50% las emisiones de CO₂, entonces la fecha se aplaza 93 días. La meta es reducir dichas emisiones en un 45% para el 2030. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) afirmó que esto evitaría también que la temperatura del planeta supere los 1.5˚C que tenemos como límite para evitar consecuencias catastróficas (2).

Sin embargo, para saldar la deuda de la humanidad con el planeta y por tanto, salvar al mundo de los efectos del cambio climático, no será suficiente con reducir las emisiones, también necesitaremos usar tecnologías que eliminen, en grandes cantidades, el dióxido de carbono del aire que está depositado en la atmósfera.

Algunas startups no sólo se están comprometiendo con dar solución a esta problemática, también innovan y aprovechan para generar modelos de negocios apoyados por inversionistas y organismos gubernamentales. Una de ellas es Carbon Engineering (3), una compañía canadiense que tiene a Bill Gates como uno de sus principales inversores; actualmente captura 900 toneladas de CO₂ al año, el equivalente a las emisiones de 200 automóviles y lo que puede capturar 18,000 árboles). Ellos han patentado una tecnología que extrae CO₂ del aire, lo mezcla con hidrógeno y lo utiliza para producir combustible de transporte sintetizado, empleando energía solar y eólica en el proceso. Va en camino de convertirse en la primer empresa que comercialice este tipo de combustible (A2F) y que apunta no sólo a revolucionar la industria del transporte que causa un tercio de las emisiones globales.

Existe un gran debate sobre si para el 2030 bastará con eliminar el CO₂, siendo que este tipo de soluciones tienen un potencial realista limitado, también seguimos provocando el problema raíz: generar emisiones y apostar por soluciones de corto plazo. Si bien existen muchos proyectos e investigaciones que apoyan a la restauración de ecosistemas, la forestación y captura en suelo de partículas contaminantes, la mayoría no están en el camino evolutivo de la Industria 4.0 lo que causa un elevado costo para desarrollar materiales y tecnologías inteligentes con impacto exponencial y de gran escala.

Lo que es innegable es que cada persona puede influir con sus acciones para alcanzar el objetivo que tenemos como humanidad. De acuerdo a la revista Nature Climate Change (4), el presupuesto la cantidad de CO₂ que podemos emitir a la atmósfera deberá de estar entre los 590 y 1.240 mil millones de toneladas para alcanzar el objetivo de 1.5˚C. Una manera de medir nuestro impacto es através de la Calculadora de Huella Ecológica de la GFN (5), en la que puedes introducir tus hábitos de transporte, los recursos que consumes de la naturaleza y lo que estás haciendo para que otros cooperen contigo en pro de combatir el cambio climático.

Mientras que las tecnologías y materiales de carbono negativo llegan al mercado, los expertos y gobiernos influyen en apoyos fiscales, las empresas y organizaciones aplican soluciones de corto plazo, como sociedad no sólo tenemos que reflexionar sobre el cambio climático, también tomar acciones y unirnos al movimiento para mover la fecha (6) y saldar nuestra deuda con nuestro planeta.

 

Referencias:

Autor del Artículo

Donaldson

Empresa que ofrece soluciones de filtración que mejoran la vida de las personas, optimizan el desempeño de los equipos y protegen el medio ambiente.

Tagged: ,

CONTÁCTANOS

Contribuye con tu Experiencia y Forma parte de la Comunidad