18/03/2019 Cíclica

¿Cómo ser una comunidad sustentable?

De acuerdo con datos de la ONU, actualmente las ciudades ocupan apenas el 3% de la extensión de Tierra, pero representan entre el 60 y 80% del consumo de energía y producen el 75% de las emisiones totales de carbono.

Pocas veces relacionamos el concepto de ciudades desarrolladas a espacios naturales, normalmente escuchando este término se nos viene a la mente grandes edificios y construcciones inteligentes, con esto pareciera que el crecimiento de una ciudad significa la reducción del ecosistema natural cuando debería ser todo lo opuesto.

La superpoblación del planeta, el consumo desmedido, la escasez de recursos naturales como el agua y la energía, la contaminación y la desigualdad social, entre otros factores, han impulsado la aparición de las denominadas ciudades sostenibles.

Una ciudad sostenible busca el bienestar de una comunidad que a la vez planea satisfacer las necesidades de las futuras generaciones buscando un equilibrio entre las construcciones y el medio ambiente, ofreciendo así una calidad de vida a sus habitantes sin poner en riesgo los recursos naturales.

Uno de los principales retos a los que nos enfrentamos para crear estas ciudades sostenibles, es tratar de satisfacer nuestras necesidades sin perjudicar el medio ambiente, ya que el incremento del consumo han hecho que nuestros recursos naturales se vayan deteriorando poco a poco. Es por eso que a continuación te presentamos algunos puntos que te ayudarán a crear una comunidad sustentable:

1) Acceso a recursos públicos básicos:

La ciudad sostenible garantiza a sus habitantes educación de calidad, centros de salud adecuados, transporte público accesible, recogida de basuras, seguridad y buena calidad del aire, entre otros aspectos.

2) Acciones de renovación urbana:

La renovación del espacio público es fundamental. Esto implica adaptación de calles, plazas, parques y del espacio urbano en general. También supone la conservación del patrimonio cultural y su incorporación a la ciudad moderna.

3) Reducción de emisiones de CO2

La reducción de CO2 y de otros gases perjudiciales para la capa de ozono es uno de los indicadores más significativos a la hora de valorar el compromiso medioambiental de una ciudad. Esto se logra con el uso de energías renovables, una buena oferta de medios alternativos de transporte (bicicletas, trenes y autobuses eléctricos, etc.) y la adaptación de viviendas que promuevan el ahorro de agua y de energía.

4) Favorecer el Comercio Justo

Las ciudades sostenibles se oponen al consumo desmedido. En cambio, impulsan otros modelos de Comercio Justo que fomenten la compra local.

5) Triple fórmula: reducir, reutilizar y reciclar

Una sociedad sostenible debe poner en marcha acciones que concienticen sobre la importancia del reciclaje y el consumo responsable, y así evitar la generación de residuos.

Sin duda, hay algunas acciones que pueden motivar un cambio hacia la sostenibilidad, lo importante es contar con una sociedad que esté interesada y comprometida en este cambio, ya que la sustentabilidad es colectiva. Si nos unimos todos en la adaptación de una comunidad más sustentable lograremos grandes cambios que ayudará a la conservación de nuestro planeta.

Autor del Artículo

Cíclica

Sistema Educativo que busca encaminar a todas las escuelas del México hacia una cultura sustentable enfocada en la reducción de la huella ambiental.

Tagged: ,

CONTÁCTANOS

Contribuye con tu Experiencia y Forma parte de la Comunidad