En un comercio internacional creciente y globalizado los embalajes de madera son literalmente los productos que soportan la economía global, pues en la mayoría de los casos el embalaje de madera es la unidad de carga básica para el manejo de los materiales, mercancías, bienes, maquinarias, partes, etc, considerándose el método fundamental de transporte, protección, distribución y almacenaje de muchos de los productos industriales y de consumo a nivel mundial.

Cerca del 70% de los bienes que se comercializan internacionalmente son acompañados por algún tipo de embalaje de madera, el valor estimado de los bienes movilizados en embalaje de madera es del 45 al 50% del total del valor de los bienes movilizados en promedio por año y aproximadamente entre el 90 y el 95% del embalaje en uso se fabrican con madera.

La NOM-144-SEMARNAT-2012

Esta norma tiene como objetivo establecer las medidas fitosanitarias para el embalaje de madera utilizado en el comercio internacional de bienes y mercancías y el uso de una marca reconocida internacionalmente para acreditar la aplicación de dichas medidas fitosanitarias; es decir esta norma oficial obliga a todos los fabricantes nacionales del embalaje de madera que se usa en el comercio exterior a aplicar alguno de los 2 tratamientos aprobados y a portar una Marca, misma que es autorizada por la SEMARNAT.

Esta NOM está basada en la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias N°15 (NIMF/ISPM-15), adoptada por la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF/IPPC) de la cual México es signatario, cuyo propósito es proteger la salud de los recursos forestales a nivel mundial restringiendo la transportación inadvertida o casual de plagas forestales en la madera utilizada en los embalajes en el comercio internacional.

Certificación del embalaje de madera

 

 

La única forma para dar certeza a un tercero de que los tratamientos fitosanitarios han sido aplicados de manera correcta a los embalajes de madera, es la certificación del proceso a la empresa tratadora, lo anterior lo establece la propia NOM-144-SEMARNAT-2012.

 

La certificación de un proceso se define como la actividad por la cual un organismo independiente, también llamado de tercera parte, verifica y asegura que los procesos realizados por un fabricante son conformes con las exigencias técnicas de una o varias normas.

 

Los objetivos fundamentales de la certificación son:

 

·   Atender las necesidades de los consumidores, los usuarios y, en general, todas las partes interesadas, dando la confianza en relación con el cumplimiento de los requisitos especificados;

·       Permitir a los proveedores demostrar al mercado que el proceso o producto se ha certificado para cumplir requisitos especificados por un órgano imparcial tercero. 

 

Con ésta certificación al embalaje de madera, se asegura el cumplimiento de la legislación fitosanitaria vigente nacional e internacional y se disminuye el riesgo de retirar productos del mercado por incumplimientos o riesgos fitosanitarios, además de que el movimiento en el comercio exterior de un embalaje de madera certificado de bajo riesgo fitosanitario, tienen efectos directos y un impacto positivo considerable al medio ambiente forestal, su salud y su sustentabilidad.

Beneficios

 

De entre los beneficios que se pueden obtener por la certificación se encuentran:

·       Ayuda a mejorar el sistema de calidad

·       Protege y apoya el consumo de los productos y/o servicios en su empresa

·       Da prestigio nacional e internacional

·       Da transparencia al mercado

·       Identificación como un producto confiable

·       Ayuda los intercambios comerciales, por la confianza y la simplificación

·       Protege las exportaciones contra las barreras técnicas

·       Identificación como una empresa de excelencia 

·       Evita la competencia desleal

Organismo de Certificación acreditado y aprobado en México

 

 

 

CERTIFICADORA MEXICANA INTERNACIONAL, S.A. DE C.V. (CMI), es la única empresa hoy en día en México que cuenta con la acreditación 104/15 otorgado por la Entidad Mexicana de Acreditación (ema) y con la aprobación N° PFPA-APR-OC-PPF-001/2017 de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), para evaluar la conformidad de la NOM-144-SEMARNAT-2012 y poder emitir certificados válidos a las empresas que hoy en día realizan el tratamiento a embalajes de madera.

Uno de los objetivos de CMI es apoyar a las empresas para que muestren a todo el mundo que son prestadores de servicios confiables.

Para saber más detalles respecto a los servicios que actualmente presta CMI, se puede consultar la página web: www.certificadoramexicana.com, enviar un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. o comunicarse al tel: (55) 6798-6699, en la Ciudad de México.

 

La Ley General de Cambio Climático tiene como objeto definir las políticas públicas para la mitigación y adaptación al Cambio Climático; coadyuvar al desarrollo sustentable; cumplir con las obligaciones internacionales establecidas en el Protocolo de Kioto al reducir en el 2020 un 30% los gases de efecto invernadero y en el 2050 un 50% con respecto al año 2000  y establecer las bases de coordinación entre la Federación, las entidades federativas, los municipios y la sociedad en general.

Esta legislación establece el mecanismo en el cual las autoridades de los tres niveles de gobierno implementarán Planes y Programas de Cambio Climático, en el cual deberán implementar los criterios de mitigación y adaptación al cambio climático para reducir los gases de efecto invernadero (GEI), por lo que dichos criterios deberán formar parte de los Planes de Desarrollo Urbano, Planes de Ordenamiento Ecológico, en los Atlas de Riesgo de cada entidad federativa y sus municipios, en programas de Salud, promover patrones de producción y consumo que reduzcan o eliminen las emisiones, entre otros.

Se crea el Instituto Nacional de Medio Ambiente y Cambio Climático, que reemplazará al actual Instituto Nacional de Ecología, el cual será la responsable de generar e integrar la información técnica y científica a través de una red de monitoreo de Cambio Climático, además dentro de sus atribuciones será la de integrar un Registro Nacional de Emisiones, además se crea el Fondo Verde Mexicano, el cual captará y administrará los recursos financieros para la implementación de acciones de Mitigación y Adaptación del Cambio Climático.

Finalmente, esta disposición muestra el compromiso y liderazgo que el Gobierno Federal ha impulsado en diversos foros internacionales, como la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 16), entre otros.